Read more: http://ayudablognovato.blogspot.com/2012/01/espectaculo-de-estrellas-en-su-blog.html#ixzz1uU7QApQz TIERRA DORADA: 05/07/12

lunes, 7 de mayo de 2012

Efectos de los Cambios Vibratorios o Cambios de Conciencia

Algunas personas comentan a diario sobre los cambios físicos y energéticos que estamos experimentando con las nuevas energías que están entrando en nuestra atmósfera y nuestra tierra. 

Se han escrito artículos y materiales canalizados de los cuales muchos nos han hecho sentir la certeza, de que hemos sentido por lo menos uno de los síntomas descritos en ellos.
Los han llamado de muchas maneras, síntomas de la ascensión, cambios de vibración, síndrome del mutante… en fin. Todos apuntan a lo mismo, cambios físicos, emocionales, mentales, espirituales y energéticos igual a cambio de conciencia. Sin embargo estos cambios no son todos desagradables o incómodos, hay algunos cambios que nos hacen sentir gozosos, extáticos y aquí vamos a nombrarlos.
Después de la apertura del Séptimo Portal 11:11 y ahora con la influencia del Cinturón de Fotones han aparecido algunos nuevos fenómenos que mucha gente describe sin explicación. ¿Se está levantando el velo? ¿Estamos comenzando a ver lo inadvertido, lo invisible? Empecemos por aquellas experiencias energéticas :
1) Encuentro con personas del mismo grupo de almas. Nos encontramos con una o varias personas con las cuales nos sentimos totalmente conectados o compenetrados. Sensación de corazón abierto, mucha emoción y deseos de fundirnos con el o los otros. Esto se puede dar en grupos grandes. Alguien me dijo que era como hacer el amor con muchas personas a la vez.
2) Encuentro con gemelos del mismo rayo. Nos encontramos con una persona de nuestro misma vibración, no se necesitan palabras para comunicarnos, establecemos una comunicación telepática, amorosa, sin compromiso, no nos importa su historia personal, hay una aceptación total, no establecemos agendas ni estrategias, fluimos en el momento. Cuando nos encontramos físicamente se genera una energía que los demás notan algo así como eléctrica 
3) Sueños muy placenteros. Nos despertamos con la sensación de haber estado en un lugar muy hermosos y con seres maravillosos, recordamos con mucho detalle el lugar, la natriraleza es exuberante y hermosa, hay luces de colores, criatales, dorados, platinos...algunas veces nos dan mensajes muy claros, otras simplemente sentimos la energía amorosa y gozosa. Nos despertamos felices, la sensación se prolonga por el día.
4) Visualización de energía. Vemos flotando a nuestro alrededor esferas de colores, ORBS o geometrías de luz, le vemos los destellos de luz en el aura de otros. Otros ven el chacra del corazón con el mandala de triángulos tántrico iluminado en el pecho o el tercer ojo con su color índigo. Esto es cada día más frecuente y muchas personas lo han reportado en mis consultas y grupos.
5) Sensación de sincronicidad. Todo fluye sincrónicamente, salimos a la calle. los semáforos todos en verde, siempre hay sitio para nuestro vehículo. Los relojes marcan 11.11 2:22 3:33 4:44 hasta 5:55, las placas de los carros también con números maestros. Pensamos en que necesitamos solucionar algo y se presenta sola la solución. Pensamos en alguien que queremos llamar o ver y se nos aparece. Todo fluye en sincronía, somos como el agua.
6) Confianza en que todo está bien. Actitud de observación. Mirar la realidad externa y a pesar de lo que vemos mantenemos la confianza internamente de que todo está bien, sentimiento de certeza absoluta.
7) Visualización y sensación de que todo se funde alrededor. La realidad común comienza a vibrar y se hace transparente, todo parece vivo. Sensación muy fuerte de Unidad, no hay separación en estos estados de vibración, nuestro cuerpo vibra con todo. Éxtasis.
8) Amor incondicional por todo y todos, necesidad de dar gracias. Nuestro corazón está abierto y nos sentimos amorosos con todo. Las lágrimas se saltan por cualquier cosa y nos sentimos vulnerables pero tranquilos. Todo es divino, todo es sagrado.
9) Aromas de rosas y otras flores. La madre divina, los ángeles y muchos otros maestros sensibles, nos dan el regalo de la manifestación de su aroma, muchas veces cuando estamos en grupos de o sanación. El bálsamo del aroma permite que nos centremos y relajemos . Nos rompe las estructuras racionales, el escepticismo y nos hace pensar en los milagros.
10) Experiencias extáticas espontáneas. En forma inesperada nuestro cuerpo físico nos regala una sensación de , nuestro kundalini se pasea por todo el cuerpo y nos produce mucho placer. No siempre sabemos como ni que lo produce. Solo puedo decirles que lo disfruten!!!. Extasis individual.

Ahora voy a enumerar algunos de los síntomas físicos no tan agradables, estos suceden especialmente cuando no estamos en centro y hemos perdido la confianza de que todo esta bien, es parte del crecimiento de una a otra dimensión, es un pendular hasta que volvemos al centro:
 1) Sensación de cosquilleo eléctrico en todo el cuerpo. La energía esta fluyendo en tu cuerpo de forma distinta y más intensa, parece que miles de agujitas te están pinchando a la vez o alternadamente, especialmente en brazos y piernas, por la espalda y la columna vertebral, es la kundalini despertando. Lo mejor aquí es no resistirse a la sensación sino permitirte sentirla y dejarla fluir, ayuda respirar profundo, verás que al hacerlo se siente suave y llega a ser placentera.
2) Mareos y sensación de no estar en tierra. Todo va muy rápido, paren el mundo que me quiero bajar. Sensación de que perdemos el control de las cosas y especialmente del tiempo. Lo mejor para esto es descalzo y hacer ejercicios de anclaje de todos los cuerpos en el presente, por ejemplo el del Go. ( publicado en la sección Portal 11:11 www.portalterraluz.com
3) Dolores de cuerpo y de cabeza. Algunas veces no nos sentimos bien con lo que estamos haciendo, nos sentimos culpables de no ser “normales”, de que todo en nuestra vida es diferente. También cuando nuestro cuerpo recibe una energía de alta vibración y esta se encuentra con estructuras rígidas, se sucede una pugna por pasar y la resistencia al cambio la hace dolorosa. Para esto es bueno hacer una de purificación especialmente dejando los alimentos que producen acidez en el cuerpo (harinas refinadas, café, gaseosas etc..) tomar infusiones de hierbas desintoxicantes, hacer cualquier tipo de (Caminar, , Tai- chi, Pilates…) Y como la mejor manera de liberar el dolor es por medio del llanto, recomiendo llorar mucho. Tomar mucha agua.
4) Taquicardia y sensaciones en el corazón. El área del corazón es una de las más sensibles de nuestro cuerpo, es justamente la que nos permite la conexión con ese espacio interno donde no hay tiempo que podemos llamar 4D. Nuestro corazón esta creciendo energéticamente y reacciona con nuestros temores al cambio. Lo mejor para esto es aceptar y soltar. Puedes respirar profundo y abdominal cada vez que te pase.
5) Gripes, resfriados y virus repentinos. El cuerpo ha llegado a un nivel de sobresaturación y hace crisis. Recomendación simplemente descansar y tomar mucho agua.
6) Diarreas y vómitos. También situación de tensión extrema. La resistencia al cambio hace que no toleremos nada en el cuerpo que no este en resonancia con la nueva vibración, así el cuerpo hace su propia limpieza. Tomar mucho agua es lo más recomendable.
7) Calorones o sudoraciones diurnas o nocturnas . El cuerpo necesita limpiar y lo hace quemando todo lo que no le sirve a nivel celular. Las toxinas se evaporan. De nuevo mucho agua y baños con sal marina.
8) Cambios en el patrón de . No nos provoca comer ni a las horas de antes ni lo mismo que antes. Escucha lo que te dice tu cuerpo, tal vez llego la hora de cambiar tus hábitos alimenticios. 

Otros de los síntomas a nivel mental y emocional: 
1) Sueños vividos. No siempre agradables, muy frecuente de persecuciones. El cuerpo emocional sobrecargado necesita drenar y lo hace por medio de los sueños. Son muy útiles para saber cuales son los miedos y las creencias que nos están frenando la evolución. Recomiendo hacer alguna práctica de diaria, que permita integrar los procesos emocionales y mentales.
2) Ataques de pánico. Sensación de ahogo, todo se pone negro, desmayo, hiperventilación, mareo. Cuando los cambios vibracionales son muy rápidos, el cuerpo emocional reacciona defendiéndose y acentuando aquello que tenemos que observar para sanar. La mejor manera de superarlo es centrarse en el momento presente, respirar lento y abdominalmente.
3) Desesperanza, tristeza y depresión. Desfase con el mundo exterior, solo vemos violencia, desolación, todas las estructuras que nos daban seguridad se caen, sensación de impotencia. La recomendación básica para esto es desconectarse de la Matrix, es decir, ser selectivo con la televisión y el radio, apartarse de los medios de comunicación especialmente los noticieros. Muy importante como sanación conectarse con la naturaleza, salir a , a la montaña, al campo, a la playa, ver el amanecer y el anochecer, tomar sol discretamente.
4) Desorientación, sensación de no saber donde se está, sentimiento de estar extraviado en la calle, inclusive extrañamiento de tu propia casa, no saber en que dirección ir. Al pasar de una dimensión a otra cambia nuestra visión de las cosas, nos encontramos en balanceándonos entre 3D, 4D y 5D, ese sentimiento de extrañamiento ira desapareciendo a medida que vayamos aceptando estos eventos.
5) Distracción, perdida de memoria. La memoria reciente se pierde, los objeto se pierden, no sabemos lo que íbamos a hacer en el momento siguiente, olvidos. Esto se debe al cambio del campo electromagnético de la tierra. Nuestra memoria esta grabada como una cinta magnética, el pendular del campo hace que se borren algunas memorias. De nuevo anclar todos los cuerpos a tierra, estar en el presente, concientemente. Hacer el del GO.
6) Cambios en el patrón de sueño. O no podemos dormir o nos despertamos a ciertas horas ( 3 o 4 de la mañana). O por el contrario dormimos sin parar por largos períodos. Esto tiene que ver con los cambios a nivel del tiempo, es decir nuestros días se están acortando, el tiempo se está comprimiendo y sin embargo seguimos midiéndolo con el mismo reloj de 24 horas. Todo esto va a pasar, por ahora les recomiendo la aceptación, y la en estos períodos.
7) Rechazo extremo. Este puede ser por personas, animales, cosas, comida, olores, sonidos. Estos sentimientos están basados en nuestra idea de separación, lo que más rechazamos es quizá partes de tu sombra que no estén integradas. Observa que espejo te está mostrando ese rechazo, pide integración, encara a tu sombra, pide valentía y coraje, es una oportunidad para crecer.
8) Carrusel emocional, perdida de control. Pasar por muchas emociones en poco tiempo y sentir que no podemos controlarlas. El corazón ha estado tan cerrado a sentir que ahora está sintiendo desordenadamente, recuperando el tiempo perdido. Dale permiso a tus emociones para que se expresen, cuando se hayan liberado volverás a un nuevo balance.
Todo esto que esta pasando forma parte del Gran Cambio de Era, tenemos dos opciones vivirlo como una penalidad y soportarlo, o vivirlo plenamente con la alegría y el gozo estándo ya en la nueva energía del amor.

~║~ La vida en la cuarta dimensión. ~║~I





Nos gustaría que pensarais en el cierre de la polaridad de vuestra dimensión como en un refinamiento de la misma, pues si podéis imaginar matices de experiencia en vez de opuestos, entonces tal vez entenderéis la sutil metamorfosis del cuerpo físico, emocional y mental que se produce en un cambio dimensional. 

En la cuarta dimensión os eleváis en conciencia hasta un nivel donde experimentáis eternamente la unidad de toda la vibración, y ese sentido intensificado de la totalidad e interdependencia de toda la existencia altera, inevitablemente, vuestra expresión y comprensión del libre albedrío. En tal virtud, lo que en la tercera dimensión os parece que está en el contexto de «lo uno o lo otro», en vuestra conciencia evolucionada de seres tetradimensionales se difunde en matices del Uno.

Muchos de los maestros y líderes de vuestra era hablan en estos momentos del fin de la polaridad y, en realidad, eso es un error, pues la dualidad —que hemos tratado en detalle— tiene que existir de alguna manera para que podáis conocer la libertad de actuar independientemente, la libertad de elección. Es el incentivo motivador de vuestra existencia, vuestro catalizador evolutivo. 

Nos referiremos, una vez más, a los hermosos Adán y Eva del jardín mítico con el fin de desarrollar un argumento filosófico fundamental. De no haber cometido el gran «pecado» de elegir comer la manzana, se habrían vuelto aburridos e indiferentes en el paraíso, condenados a una eternidad de pasividad e inercia. Como divinidad encarnada, no hubieran tenido una razón de capital importancia para existir, ningún propósito por el cual separarse del Todo-lo-que-es y abrirse camino más allá del jardín de la luz y perfección eternas.

En cuanto a Adán y Eva y la desobediencia, hablando siempre en metáfora, resulta aún más innegable la comprensión de que sin «el pecado» no habría existido la raza humana, pues si no hubiesen comido del fruto prohibido, sin duda no se habrían entregado a la unión sexual. 

En definitiva, 

* ¿Qué propósito hubiera tenido su existencia? 

* ¿Podría ser que el Ser Supremo hubiese creado a este dúo tan vacío simplemente para hacerlos deambular sin rumbo fijo por toda la eternidad como sus siervos obedientes, los prototipos de una raza que no existiría nunca? 

* ¿Verdaderamente consideraríais que eso es una bendición, o un acto de amor, o inteligencia? 

Sin duda, carecería de sentido en el esquema cósmico de las cosas y, como tal, representa un punto muerto en lo que sabemos que es un universo en evolución constante.

No, la vida sólo adquirió significado y propósito para Eva en ese momento de crisis, cuando se enfrentó a la Sombra y aceptó la responsabilidad de su propia existencia. Eva, el arquetipo de la mitad intuitiva de vuestro «universo», convenció a Adán, vuestra mente lógica, de que confiara en que la voluntad de Dios fue que tuvieran individualidad, que existieran como extensiones de la esencia divina, seres conscientes que habrían de ser responsables de las decisiones independientes dictadas por su libre albedrío.

Según el análisis de Sirio del mito de la creación, la intuición guía e influye correctamente a la lógica; una interpretación que invalida la versión religiosa establecida de la historia de Adán y Eva. Dicha perspectiva retrata al pobre de Adán que se resiste (lo mejor que puede) a las debilidades de Eva ante la tentación, y que finalmente se entrega al «deseo pecaminoso» de ella y, al hacerlo, desafía a Dios. 

En esta versión, la lógica intenta anular a la intuición descarriada y, al perder, sufre la condena que le acarrea el error imperdonable: desafiar el mandato de Dios de «ver pero no tocar» el árbol de los frutos dorados.

En esta interpretación distorsionada del mito del Edén, los ministros exotéricos os advierten que no debéis confiar en vuestra intuición, que vosotros no sois dioses por derecho propio y que sois incapaces de saber la verdad. Es el fundamento de la obediencia, una y otra vez, pues se trata de otro aspecto del dogma que sitúa a Dios fuera de vosotros, mientras refuerza la creencia de que únicamente a través de la obediencia se os puede garantizar la absolución.

Habéis sido manipulados y programados para obedecer, y nos parece que ya os hemos dejado en claro a quién. Sin importar cómo deseéis identificar a la jerarquía a la cual habéis entregado vuestro poder en el pasado, recordad que se trata de la energía masculina eclesiástica, el yang exaltado, cuyas interpretaciones históricas del Jardín del Edén os presentan a un Adán convertido en la víctima que, hechizada por la tentadora, es atraída a las redes de la desobediencia por la persuasiva fuerza yin. Su ecuación se resuelve al convertir a Eva en el equivalente del pecado; se condena el arquetipo de la intuición y el saber interior: ¡la Diosa ha sido saboteada!

¿Por qué? 

Sugerimos que vuestras mujeres han sido sistemáticamente despojadas de su poder desde los tiempos de la intervención atlante, cuando el poder de la sacerdotisa era extraordinario: una época de iluminación y nutrición del alma en lo que fue la hora dorada de la humanidad. La población masculina, harta de siglos de supremacía femenina, fue fácilmente incitada a la rebelión (que instigaron los guerreros Anunnaki), y ha controlado el péndulo desde entonces, durante mucho más de 16.000 años terrestres.

Por este motivo, la mayor parte del mito y la historia, escritos por los miembros del sexo masculino, ha preservado la imagen de la mujer como la hechicera, la prostituta, la madre y la esposa. La mujer como el poder de la diosa aparece solamente en aquellos fragmentos de la historia de la Tierra escritos cuando la humanidad llegó a sus más altas cimas intelectuales y espirituales.

No obstante, sabéis que es la mente intuitiva —vuestro lado psíquico y sensitivo— lo que está conectado; ésa es la parte que va más allá de las tres dimensiones hasta los niveles más elevados. La mente lógica de las influencias externas a menudo crea confusión en vosotros y hace que os distraigáis de la claridad de la voz interior. 

En nuestra exposición de los habitantes arquetípicos del Edén, ¿veis que Eva (el yo yin) le enseña a Adán (la lógica) que el camino del libre albedrío es el camino de la verdadera existencia?

En la representación dinámica de Adán y Eva y de la polaridad del bien y el mal, se encuentra contenida la cruz equilátera, el símbolo fundamental de vuestras bibliotecas místicas y el fundamento absoluto de la Sabiduría Secreta.

DIOS
/\
EVA <-|-> ADAN 
\/
DIABLO

En este simple modelo se halla el plano de la estructura de la polaridad, pues os muestra las dualidades del microcosmos (vuestra realidad consciente) y su interconexión con los polos opuestos del macrocosmos (el Todo-lo-que-es). 

Conforme exploráis este principio, reconocéis que, por definición, cuando estáis en el centro de vuestro ser —ese equilibrio perfecto de los aspectos yin y yang de la personalidad—, estáis en el centro del Espíritu. Tal vez queráis volver a leer nuestro mensaje con respecto a las siete direcciones (1), pues ahora ese pasaje tendrá un significado más profundo para vosotros, ya que os dais cuenta de que al adentraros a vuestro interior llegáis al epicentro de toda la experiencia y evitáis la dualidad en todas sus manifestaciones.

El hecho de que la tensión entre Dios y el diablo es un reflejo de vuestra experiencia polar se expresa en esta representación esquemática del hombre, la mujer y Dios. Creemos que si estudiáis y meditáis en su forma aceleraréis vuestra resolución de la conciencia de la polaridad, lo que os permitirá hacer frente a los extremos de su manifestación en los Días del Desierto de la transición de Gaia. 

Tenéis que entender cómo creáis y reflejáis esa dualidad en vuestro mundo antes de que podamos explicaros cómo se desplegará la vida para vosotros sin semejantes extremos en los campos intensificados de la realidad tetradimensional.

Si tenéis dificultad para aceptar este paradigma en vuestra conciencia porque sentís que entra en conflicto con lo que habéis abrazado como la «santísima cruz» del Cristo, por favor tened presente que aquí hablamos de la cruz equilátera, un símbolo totalmente distinto cuyos cuatro segmentos tienen la misma longitud. 

Esto es de extrema relevancia en vuestro desarrollo de una conciencia más aguda de la forma, el número y la ecuación de Sirio.

Del más profundo de vuestros símbolos esotéricos surge otra clave:
Sólo al integrar los aspectos yin y yang de vuestro propio ser se resolverá la ilusión de la polaridad del Espíritu.
Cuando el Adán y la Eva en vuestro interior se conviertan en Uno, entonces podréis conocer y entender el Todo-lo-que-es.
Al igual que Adán y Eva, aún necesitáis la dualidad, pues tenéis que crear muchas elecciones para vosotros mismos si vais a continuar en vuestro sendero evolutivo. Sólo cuando vosotros, cocreadores del universo, hayáis evolucionado hasta un punto en que os fundáis nuevamente en la divinidad, ya no será necesario que exista la polaridad. Al llegar a la culminación de la travesía de vuestra alma (el yo-Dios que ha expresado el deseo de existir como conciencia individual), seréis completamente libres del requisito por excelencia de la existencia consciente, la motivación de vuestro libre albedrío y el incentivo evolutivo: la elección.

Lo importante es que, conforme transitáis las dimensiones más elevadas, la oposición de ese dualismo inherente se hace menos extrema, pues vuestra comprensión llega a tal grado que en la dinámica veis el Todo, la globalidad. Lo bueno y lo malo se vuelven aspectos del ser que ya no se oponen mutuamente; se experimentan más bien como fluctuaciones o matices de expresión mutua. 

Con la caída del velo desaparecen los arquetipos de oposición, así como también el diablo, el ser de maldad absoluta, pues la extrema oscuridad del ángel caído ya no tendrá importancia para vosotros. 

Simplemente no necesitaréis de esa ilusión para manteneros en el camino del equilibrio entre el bien y el mal, pues ya no estaréis limitados por las posibilidades de «lo uno o lo otro» de esa dualidad. 

Más aún, una vez que atraveséis y sobreviváis el túnel, el renacimiento instantáneo de vuestra Deidad Solar, habréis procesado tanto de vuestro miedo que, sin duda, lo habréis soltado todo mucho antes de llegar a la luz brillante.

EL PERDON


El acto de perdonarse a sí mismo cambia la energía y las estructuras físicas de tus células y de tu ADN. La culpa es una emoción muy poderosa, misma que nos empequeñece. La culpa en sí, por decirlo de alguna manera, cierra los sistemas de energía de tu cuerpo y por lo tanto disminuye y, en casos extremos, bloquea el flujo de la Energía y el Amor Divinos hacia todo el cuerpo. Como cada una de tus células tiene conciencia, ellas también pueden llevar la esencia y la energía de la culpabilidad dentro de ellas, lo cual hace a su energía más densa. Con esta energía más densa fluyendo a través de todo nuestro cuerpo y en los núcleos mismos de las células, las enfermedades con las que han trabajado ustedes en su lucha por lograr el crecimiento espiritual y la luz, dejan un residuo. Esto sucede aunque ustedes piensen que han sido curados. Este residuo que permanece en el cuerpo debido a que ustedes no saben perdonarse a sí mismos actúa como un anteproyecto para la creación de la misma enfermedad o de una similar. Es posible, sin embargo, que este anteproyecto de energía densa pueda migrar de una parte del cuerpo a otra.
Así es como funciona. Tú sigues una disciplina espiritual y escoges trabajar conscientemente sobre una u otra área de crecimiento, o sobre una enfermedad en particular, o sobre el perdonar a otra persona. Tú haces el trabajo con la energía y con lo que ves como el trabajo de perdonar; pero al hacerlo, te concentras más en liberar y perdonar a la otra persona, sin realmente trabajar en la verdadera cuestión, que es el perdonarte a ti mismo. Muchos de ustedes están haciendo esto a medias, porque la parte de ustedes que en este momento está espiritualmente consciente condena a las otras partes por haber estado tan equivocadas y por haber desperdiciado tanto tiempo. No puedo expresar la importancia tan grande que tiene el perdonarse a uno mismo, porque este perdón y esta aceptación de uno mismo son las claves para sobrevivir a los cataclismos de un mundo turbulento. El perdonarse a uno mismo y la aceptación de uno mismo tienen una influencia positiva directa sobre el funcionamiento del sistema inmunológico.
Muchos creen que el acto de perdonarse a sí mismos para mejorar su salud provoca un conflicto de causas. Ellos creen que solamente perdonarán para mejorar su salud. Sin embargo, yo les digo que en sí mismo el acto de perdonar, y hablo especialmente del perdón a uno mismo, los llevará a estar más en contacto con la luz de su alma, donde no existe un conflicto de causas. La estructura del Universo es de luz y amor, y para que esa luz y ese amor fluyan hacia los lugares donde la luz y el amor no llegan, ese flujo debe ser abierto para convertirse en un flujo mayor. El perdón es una de las cualidades universales de clemencia que ayuda a desbloquear y así permite que la luz y el amor fluyan. El acto de perdonarse a sí mismos, y el proceso que atraviesan ustedes en los niveles físico, emocional y mental, les enseñarán mucho acerca del funcionamiento de la psique humana. Por lo tanto, los capacitará y fortalecerá para que puedan abrazar a otros con compasión y auténtico perdón. El verdadero perdón sólo puede venir de un corazón libre de culpas, de un alma que se han perdonado realmente y que se encuentra llena de la luz de la aceptación de sí misma.
Así que, ¿qué es el perdón? ¿Cómo podemos aprender a perdonar, y cuál es el proceso detrás del perdón? Muchos de ustedes tienen miedo de iniciar el proceso del perdón porque sus motivos no son muy claros, y entonces sienten que no están realmente perdonando. Perdonar es escoger cambiar un pensamiento, una creencia y una emoción con respecto a otras personas y situaciones. Como todo en el Universo es energía, el perdón también es un proceso de transformación de energía. Tanto el perdonar como el no hacerlo es una elección. Cuando existe alguien en su vida a quien ustedes creen no poder perdonar, entonces la energía de esa persona y de esa situación permanecen dentro de su aura. Esto significa sencillamente que el perdón es como cualquier otro proceso de auto-curación.
Porque el perdón en sí mismo es un proceso de desenredar aquellas partes de los cuerpos mental y emocional que se encuentran enredadas en las energías densas que la situación con la otra persona conlleva. Además de esto, hay líneas de energía que existen entre cada uno de ustedes y cada una de las personas con quienes hayan tenido un intercambio alguna vez, sin importar qué tan triviales hayan sido estos intercambios. En esencia, su aura tiene memoria genética, y esto es lo que dispara la intuición, déjà vu, y algunas campanas de advertencia.
Así que cuando ustedes encuentran imposible perdonar a otro, permanecen energéticamente conectado a esa persona. Por lo tanto, están permitiendo que el dolor, el abuso y el trauma permanezcan con ustedes. Esto, queridos míos, es una elección. El perdón no es algo que ustedes pueden o no pueden hacer. Es simplemente un asunto de elegir cambiar sus pensamientos, creencias e ideas acerca de una situación en particular o de una persona en su vida.
El perdón es el aspecto más importante de su crecimiento espiritual, y es el perdón de uno mismo lo que les da a ustedes la llave para lograr la luz de sus almas. Cuando van a ver a un sanador o a un doctor, en esencia están tomando parte en la práctica del auto-perdón. Esto es así porque la sanación activa libera energías que se habían solidificado dentro de su aura, y la sanación se lleva a cabo con base en una decisión –ya sea consciente o inconsciente- de perdonarse a ustedes mismos o a otra persona.
Todo es energía en el Universo, así que libérense de la duda con respecto a la motivación por lo que se refiere al perdón. Muchos de ustedes que ya llevan algún tiempo en algún camino de crecimiento espiritual pueden ver los beneficios que se obtienen al traer más luz a su aura y no dudan con respecto a los motivos para trabajar conscientemente en su aura como energía. Así que, ¿por qué dudan cuando trabajan en otro aspecto del Universo que también es energía? Lo que cuenta es su intención de vivir en más luz. Los Guías y los Maestros Espirituales no ven todos los conceptos erróneos de la personalidad; nosotros sentimos la intención del alma.
En esencia, queridos míos, al no perdonar a otro, al no permitir que su energía los eje, están permitiendo que el dolor y el abuso continúen. Es tan sencillo como eso. Así que la única decisión que tienen que tomar con respecto al perdón es ésta: ¿Estoy dispuesto a dejar ir el dolor y el abuso? ¿O voy a permitir que esta persona o esta situación me persiga el resto de mi vida?
Además, el acto de perdonar también permite a la otra persona que siga avanzando, ya sea que se encuentre aún en el medio ambiente de ustedes, en otra ciudad o incluso en otra dimensión. Cuando ustedes cambian el modelo de energía que esta persona o este suceso han provocado para que ustedes lo impriman en su aura, entonces ustedes también liberan a esta persona en un nivel energético.
Mientras ustedes no sean capaces de perdonar y liberar a una persona de su culpa, o de la responsabilidad de su sufrimiento, esta persona permanece energéticamente unida a ustedes en uno o más niveles. El perdón crea armonía en el Universo porque ustedes están dando a la otra persona un pasaporte hacia una mayor libertad y felicidad. Al hacer eso, ustedes se están comprando un pasaje de primera clase para un viaje al paraíso.
En esencia, si ustedes han sido violados, abusados física o sexualmente, o denigrado verbalmente por uno de sus padres, maestros o alguna otra autoridad, están todavía viviendo como el abusado, el violado y el denigrado mientras no perdonen y liberen a estas personas y situaciones. Ustedes escogen vivir su vida con otra identidad si así lo desean. Esto es una elección.
Muchos de ustedes creen que de alguna manea deben conocer a las personas en un nivel físico para verdaderamente perdonarlos. Esto no es así. Su Ser Superior también les permite a ellos encontrarse en la situación de ser los abusadores con el propósito de permitirles su propio crecimiento espiritual. Aunque esto sea un poco difícil de creer para ustedes, su abusador verdadero tiene un Ser Superior y un Alma que los ama. Este Ser Superior está consciente de la falta de perdón por parte de ustedes o de su perdón. Él ayudará al crecimiento de la personalidad como una respuesta a los cambios energéticos que ustedes hagan en el proceso del perdón. Así que, aunque ustedes no vuelvan a verlos otra vez, ellos sabrán –en un nivel más profundo- que ustedes los han liberado para su crecimiento y su avance. Esto también se aplica a aquellas personas en su vida a quienes ustedes aún no han perdonado verdaderamente y que ya no se encuentran enfocados dentro de una realidad física. Estas almas que ya han pasado a otros mundos y dimensiones pueden muy a menudo volverse más sensibles en un nivel consciente de la falta de perdón por parte de ustedes hacia ellos. Uno de los más grandes regalos que pueden dar a alguien que abusó de ustedes mientras estuvo físicamente presente en la Tierra es el de liberarlo con alegría y con perdón. Esto le permite avanzar en su crecimiento.
Piensen, queridos míos, que el mundo es un escenario y que USTEDES escogen a todos los autores y todas las escenas, incluyendo los de su infancia, antes de llegar. Ustedes, junto con las Almas de sus abusadores y atormentadores, escribieron la trama juntos. Depende de ustedes el permitir que la telenovela se repita una y otra y otra vez.

EJERCICIO
Inhala profundamente llevando el aire a tu bajo abdomen y exhala otra vez como si estuvieras dejando salir todos tus problemas y preocupaciones del día. Empieza también a respirar lentamente llevando el aire a la parte superior de tu pecho, e imagínate que la parte posterior de tu cuello se está abriendo, creando un túnel a través del cual las energías pueden fluir hacia arriba a través de tu cuerpo hacia el cosmos, y desde el cosmos hacia abajo, a través de tu columna vertebral hacia tus piernas y tus pies. Esta visualización te ayudará a fluir con las energías de esencias divinas y creativas.
Luego, visualiza una luz en el centro de tu pecho, que es tu Centro del Corazón. Ve cómo esta luz se vuelve más y más brillante a medida que continúas inhalando y llevando el aire hacia la parte superior de tu pecho. Empieza a abrir tu corazón más y más, permitiendo que mayor cantidad de luz fluya hacia adentro y hacia afuera de este centro de amor divino. Imagina la luz más bella que tú puedas visualizar; puede ser blanca, dorada o cualquier combinación de colores que tú sientas que demuestra el amor que tienes dentro de tu corazón. Continúa con esta visualización hasta que sientas que has logrado centrarte dentro de ti mismo y que estás en paz contigo y con el mundo.
Ahora, imagínate que estás sentado o parado en el centro de un triángulo formado por rayos de luz dorada. Observa cuán brillantes y radiantes son estos rayos de luz dorada. Date cuenta de que estos rayos son de una vibración más alta que aquélla a la que tú estás acostumbrado, y siente la energía que te están transmitiendo mientras te encuentras sentado o parado en el centro de este triángulo.
Ahora, visualízate a ti mismo y observa los rayos de energía dorada que están saliendo de tu corazón y que se están uniendo a cada una de las puntas del triángulo. Ahora eres uno con el triángulo. Coloca en una de las puntas del triángulo la imagen de alguien a quien amas mucho, y le envías tus deseos de amor y paz, y siente cómo este amor se refleja alrededor del triángulo. Siente cómo cada partícula de luz dentro del triángulo y dentro de ti comienza a resonar con este amor. En otra punta del triángulo coloca la imagen de alguien o de algo a quien o a lo que le tengas mucho cariño. Puede ser tu mascota favorita, tu guía, la imagen de un ángel, o tu paisaje predilecto. Usa tu imaginación. Y permite que la misma resonancia de amor emane de tu corazón hacia esta esquina, y siente cómo la intensidad de todo el triángulo se eleva en vibración.
Finalmente, coloca la imagen de alguien a quien aún no hayas perdonado en la última punta del triángulo, y siente cómo la resonancia del amor fluye automáticamente hacia esta persona de alrededor del triángulo y desde tu corazón. Concéntrate una vez más en las primeras dos puntas del triángulo y permite que la resonancia del amor fluya automáticamente alrededor del triángulo y convierta así en un triángulo de amor.
Puedes hacer este ejercicio tan seguido como lo consideres necesario. El propósito de este ejercicio es el de elevar la vibración de cualquier energía que estés reteniendo en tu aura proveniente de otras personas y situaciones en tu vida y que tú todavía debes liberar. Este ejercicio es el principio para descubrir la Maestría; ya que los verdaderos Maestros transforman todas las energías en luz. Bienvenido al camino de los Maestros.

PERDONARSE A SÍ MISMO
Perdonarse a sí mismo es el aspecto más importante del crecimiento espiritual. No lo podemos pasar por alto mientras estemos en el camino de la ascensión desde las energías más densas del temor y la culpa, que son las que han envuelto a este planeta por muchos milenios. La humanidad lleva profundamente dentro de sus células la vibración y la frecuencia de la culpa y la vergüenza, y esto actúa como un muro de dudas entre el ser de la personalidad y el ser del alma.
Esta vergüenza se originó en el punto en el cual la humanidad empezó a cuestionar su propio valor y a colocarlo dentro del Universo. Se originó en el punto en el cual la mente intuitiva se preguntó a sí misma: "¿Quién soy yo?", tal como se ilustra en la parábola del Génesis. La vergüenza que ustedes han sentido a lo largo de milenios ha llegado ahora a un punto de transformación. Se está liberando de la estructura celular y el aura de la humanidad. Esta vergüenza se originó en los tiempos en que se insertó una amnesia para que pudiéramos comenzar a ejercer el libre albedrío para crear el amor como lo hacen los dioses co-creadores.
Les dije que hay sólo dos verdaderas emociones presentes dentro de su mundo, y que son el amor y el miedo. El amor es la única emoción verdadera, y se constituye en la piedra fundamental con la que se crea la Luz y toda la materia. El miedo empezó a existir cuando ustedes empezaron a experimentar una separación de la Luz y por lo tanto sintieron una separación ilusoria de la fuente del Amor. A medida que este miedo fue creciendo a través de los milenios, y de encarnación en encarnación, la humanidad empezó a retroceder y a recluirse en un rincón de miedo desde donde muchos lanzaron golpes en actitudes violentas, como defendiéndose a sí mismos de enemigos imaginarios. El verdadero miedo siempre ha sido: DIOS NO ME AMA, ESTOY SOLO, ABANDONADO; y NO MEREZCO NADA.
Con estos dos miedos firmemente enraizados, el hombre empezó a inventar dioses externos a la altura de los cuales tenía que estar, a quienes tenía que agradar o de quienes tenía que recibir la aprobación para poder ser considerado digno. Esto ha llevado a las guerras, a la violencia, a creer que existen las limitaciones y la escasez, la pobreza y la desesperanza en el planeta. Como resultado de estas creencias, la humanidad se ha preparado para defenderse de estos enemigos imaginarios que viven dentro de estas creencias. Esto a su vez los ha llevado a cometer actos de gran crueldad, tortura y tormento en contra de todas las formas de vida, en contra de su prójimo y en contra de la Tierra misma. La ilusión de haberse separado de Dios ha creado una atmósfera de miedo que es muy visible para nosotros los que estamos en los Reinos más Elevados, y que ha ocasionado que la humanidad se haya perdido dentro de una bruma, o un velo ilusorio, durante muchísimo tiempo.
Ahora es el momento de comenzar a quitarse estas capas de energías más densas que están auto-generando el miedo. Tú lo puedes hacer si te colocas en un espacio donde te perdones a ti mismo. Muchos de ustedes están cargando capas de vergüenza y miedo dentro de su aura y sus células, y mucha de esta vergüenza ni siquiera se puede explicar razonablemente, ni a ustedes mismos, porque ha estado energéticamente metida dentro de ustedes sin una causa aparente.
El primer paso para perdonarse a sí mismo es estar dispuesto a liberarse de la vergüenza. Significa estar dispuesto a avanzar sin límites ni temores, y a aceptar que -QUIZÁ- Dios sí los ama y los acepta como hijos de la luz. Esto significa estar dispuesto a aceptar tu propia divinidad y estar dispuesto a practicar la compasión contigo mismo. Una vez que has aceptado tu disposición a hacer estas cosas y que has manifestado tu intención para liberar todo el dolor, la culpa y la vergüenza de tu ser, entonces tu alma estará apoyada por las fuerzas más elevadas de luz en el Universo y podrán ayudarte a liberar todo tu dolor en la Luz. Sin embargo, es necesario que tú manifiestes tu intención de liberarte para que el Universo pueda ayudarte. Éste es un Universo de libre albedrío, y si es tu elección continuar en el miedo, entonces no hay nada que se pueda hacer para ayudarte. El universo siempre fortalece a aquellos que expresan su intención deliberada.
Desde la perspectiva de los Reinos más Elevados de la Luz, no hay nada que puedas haber hecho en esta vida, o en otra, que impida a los anfitriones celestiales y a tu alma darte su amor y su luz, o que haga que ellos te juzguen o te condenen de alguna manera. Tú eres el único capaz de juzgarte o castigarte. El amor incondicional empieza con uno mismo, al igual que el perdón.
No podemos poner suficiente énfasis en cuán importante será en los años venideros el liberar toda culpa y vergüenza de tu cuerpo, porque los cambios que se están llevando a cabo en la Tierra activan e intensifican todas las energías que están presentes. Por lo tanto, si tú te concentras en la belleza, la paz, la abundancia y la salud, entonces estas cosas aumentarán. Del mismo modo, si te concentras en el miedo, la pobreza, el peligro y las enfermedades, entonces estas cosas aumentarán. La misma naturaleza de la materia y las energías presentes sobre este planeta están cambiando. Las energías presentes se están volviendo más fluidas y flexibles, y reaccionan más rápidamente a tus pensamientos y deseos. Por lo tanto, tus pensamientos y tus deseos son capaces de tener un efecto mayor que el que hubieran podido tener antes. Tú puedes optar por usar este poder en beneficio de todos enfocándote en lo bueno de tu vida.

EJERCICIO
Para el proceso de perdonarte a ti mismo es recomendable la práctica de la meditación diaria, en un lugar donde puedas estar en silencio y no seas molestado por lo menos durante veinte minutos. Haz que este tiempo sea especial para ti; toca una música suave y relajante que te guste; quizá quieras encender algunas velas y prender incienso. Haz lo que tú consideres que te ayuda a estar en paz y centrado.
Cuando empieces esta meditación, manifiesta tu intención de estar dispuesto a liberar todo dolor, culpa y vergüenza de tu cuerpo y de tus sistemas energéticos, y llama a las Fuerzas de Luz en el Universo para que te ayuden en este trabajo de liberación.
Cierra tus ojos, tranquiliza tu respiración e imagina una luz blanca dorada brillante que entra en tu cuerpo a través de tu corona. Gradualmente lleva esta luz, con tu respiración, a cada parte y a cada célula de tu cuerpo, y visualiza cómo las energías densas y grises son liberadas y limpiadas por esta luz. Finalmente, agradécete a ti mismo y agradece a la luz por la transformación que acaba de tener lugar.