Read more: http://ayudablognovato.blogspot.com/2012/01/espectaculo-de-estrellas-en-su-blog.html#ixzz1uU7QApQz TIERRA DORADA: 05/26/12

sábado, 26 de mayo de 2012

LA TRISTEZA COMO MEDITACION

La tristeza puede convertirse en una experiencia tremendamente enriquecedora. Has de trabajarla. Es muy fácil escapar de tu tristeza. Todas las relaciones son, generalmente, formas de escapar de ella; procuras evitarla. Y siempre está ahí, oculta… la corriente continúa. Incluso emerge en numerosas ocasiones en tus relaciones. Entonces tratas de arrojar la responsabilidad sobre el otro, pero eso no es lo que ocurre. Es tu tristeza, tu soledad; aún no la conoces, y por tanto una y otra vez emergerá.

Puedes escapar de ella trabajando, puedes escapar de ella estando ocupado, con tus relaciones, con la sociedad, con esto y lo otro, viajando, pero no desaparecerá porque forma parte de tu ser. Todos nacemos solos; estamos en el mundo, pero solos; nacemos a través de nuestros padres, pero estamos solos. Y todos morimos en soledad; salimos de este mundo solos. Y entre esas dos soledades, nos engañamos. Está bien acumular valor y adentrarte en esta soledad. Por muy difícil y duro que resulte al principio, te compensará enormemente. Una vez que la conozcas, una vez que la disfrutes, una vez que la percibas, no como soledad, sino como silencio, una vez que comprendas que no hay escapatoria, te relajarás.

No puedes remediarlo, de modo que, ¿por qué no disfrutar de ella? ¿por qué no entrar en sus profundidades y saborearla, descubrir qué es? ¿Por qué tienes miedo innecesariamente? Está ahí y es una realidad; es existencial, no accidental. ¿Por qué no conocerla? ¿Por qué no entras en ella y descubres qué es?

Siempre que te sientas triste, siéntate en silencio y deja que esa tristeza te invada; no trates de escapar de ella. Siéntete lo más triste que puedas. No la evites. Recuerda esto. Llora al máximo, tírate por el suelo, revuélcate… y deja que desaparezca por sí misma. No la expulses; se irá, porque nada permanece para siempre.

Cuando se vaya, te sentirás descargado, absolutamente aliviado, como si toda fuerza de gravedad hubiera desaparecido y pudieras volar, sin peso alguno. Es el momento de entrar en ti mismo. Primero, ábrete a la trsiteza. Corrientemente, no te abres a ella; buscas sistemas para poder fijarte en otras cosas; vas al restaurante, te reunes con amigos, lees un libro o vas al cine, o tocas la guitarra; haces algo para poder sumirte en ello y distraer tu atención.

Has de recordar esto: cuando te sientas triste, no te pierdas la oportunidad. Cierra las puertas, siéntate y siéntete tan triste como puedas, como si el mundo entero fuera un infierno. Sumérgete en ella, profundiza en ella. Deja que cualquier pensamiento de tristeza te invada, deja que la emoción te agite. Y llora, gime, exprésate… en voz alta… no tienes por qué preocuparte.

En primer lugar, vive esa tristeza durante unos días, y cuando la tristeza desaparezca te sentirás muy calmado, tranquilo, como tras una tormenta. En ese momento siéntate en silencio y disfruta del silencio que está apareciendo en ti. No lo has provocado; te abriste a la tristeza. Cuando la tristeza desaparece, en ese espacio, surge el silencio.

Escúchalo. Cierra tus ojos. Siéntelo… percibe su textura… su fragancia. Y si te sientes feliz, canta y baila.

Osho

LEY DE ATRACCION, errores frecuentes

Aprender sobre la "ley de atracción" puede ser una de las más grandes bendiciones que puede recibir en su vida. Cuando aprende la verdadera "causa" de su experiencia con la realidad, y que usted puede modificar la realidad de cualquier manera que usted desea, se abre una puerta de infinitas posibilidades.

Por ejemplo, imagine que usted puede ser el dueño de una gran riqueza. Su vida puede enriquecerse y usted puede ocupar el tiempo haciendo esas cosas le gustan, y, a cambio, experimentar una abundancia inimaginable. 

Sin embargo, muchas personas aprenden solamente lo básico de la Ley de Atracción, y como resultado cometen varios errores comunes que hacen aparecer como si esta ley universal no fuese aplicable a ellos, y de hecho les da resultados completamente contrarios a lo que desean.

Antes de entrar en esos errores, vamos a revisar lo que la Ley de la Atracción en realidad es. Es engañosamente simple: la energía atrae energía.

Desglosado un poco más, esto significa que todo en este universo (físico y no físico) es energía que vibra en diferentes frecuencias. Y es la naturaleza de las vibraciones de esta energía la que atrae a las vibraciones de una frecuencia similar. En otras palabras, un “manojo” de energía atrae a otros “manojos” de energía que están en resonancia vibratoria consigo.
Esto ocurre a pequeña y a gran escala. Estamos hablando de la idea común de que “nuestros pensamientos crean nuestra realidad ".

Esta sencilla afirmación conduce a las personas a cometer errores y asumir hipótesis erróneas, ya que es cierto que el pensamiento es energía, y que atrae, pero no siempre es tan sencillo.


Uno de los errores más comunes es estar convencido de que "pensamiento positivo" es suficiente para atraer lo que quieres.

La realidad es que muchas personas utilizan diversas formas de pensamiento positivo en un nivel consciente (como afirmaciones), sólo para anular los pensamientos que se encuentran en un nivel subconsciente.
Por ejemplo, decirse a usted mismo "Yo soy delgado, saludable y energético" cuando el espejo dice algo diferente. Por lo general los resultados de su subconsciente diciendo: "¡no usted no lo es!" están muy cargados de emoción, y, por tanto, una poderosa atracción.

Por lo tanto, si no se lo controla, el uso de afirmaciones le puede dar un resultado opuesto en relación a las cosas que se afirman, porque en un nivel de convicción muy fuerte se puede cancelar el mensaje positivo con uno negativo.

Cuando aprenden acerca de la Ley de Atracción, las personas suelen estar impacientes. Tienen la esperanza de que alcance con hacer sus listas de deseos, recortar las imágenes o diseñar su realidad y, después de un par de días, semanas o incluso meses, se encuentran mirando alrededor diciendo, "Bueno, ¿Qué pasa? ¿Dónde está?".

El problema no es que el Universo no pueda conceder rápidamente. El problema es que sus deseos nunca fueron realmente vibrantes y no fueron pensados convincentemente como suyos. Se encuentran "probando la teoría", entonces luego, se impacientan cuando el Universo no responde acorde a como lo han programado.

Lo que quizás no ha reconocido es que desde el comienzo del proceso, ha habido resistencia. Ha habido una falta de "permiso" en términos de cómo y cuando su deseo será cumplido, que se manifiesta a través de su impaciencia.

Otro error muy común es determinar de antemano, el “cómo” y el “cuándo” de lo que usted desea atraer.

La ley de atracción actúa por y cuando usted se lo permite. La naturaleza del Universo es infinita. Nuestras mentes conscientes no lo son. Cuando tenemos un deseo, muy a menudo tendemos a ver el modo en que el Universo lo va a cumplir, ya sea a través de nuestro trabajo, la lotería, o alguna otra fuente particular.
Cuando usted se concentra en un resultado concreto, está descartando (literalmente)  un infinito número de otras maneras en que su deseo puede ser atraído.

Es común que las personas tiendan a rendirse debido a que dejan que sus emociones sean dirigidas por "pruebas externas". Debido a que sus experiencias de la realidad son diferentes a lo que están tratando de atraer, entonces comienzan a sentirse frustrados, lo que por supuesto, sólo actúa para atraer más de lo que va a frustrarlos.


Todo esto ocurre porque hay, en algún nivel, una básica falta de confianza en el basamento científico sobre el cual se apoya la Ley de Atracción. Porque después de todo, si usted tiene total confianza / fe, entonces su voluntad va reflejar la vibración y van a suceder dos cosas: 1) Su deseo llegara a usted tan pronto como sea posible, y 2) Usted, literalmente, no se detendrá nuevamente en la realidad externa, porque se dará cuenta de que lo que está mirando ahora es simplemente una consecuencia de lo que ha sido atraído, y que el cambio esta en el camino siempre y cuando usted mantenga su nueva vibración constante.


Es importante no limitar las creencias que se ejecutan a un nivel más profundo.

Como se mencionó anteriormente, usted ha vivido una vida de limitación de las creencias que han contribuido a crear la realidad que ahora está tratando de cambiar. Usted tiene todo lo que usted manifiesta sobre la base de esas creencias, y los sentimientos asociados con esas creencias.

Estas creencias están enraizadas tan profundamente, que apenas son consideradas por usted como verdaderas creencias. Le ocurren a usted como un simple "así son las cosas".

Además, estas creencias traen emociones muy específicas aparejadas. Es así que, usted puede sentir estas emociones, en algún nivel, cada vez que alguna de estas creencias aparece. ¿Cómo es que sucede esto?
Supongamos que usted esta queriendo manifestar una gran cantidad de dinero. Cuando usted piensa acerca de eso, puede haber una cierta emoción que surja inmediatamente sobre usted. Esto podría estar asociado con un pensamiento del tipo: "nunca voy a ser capaz de atraer eso. Es demasiado." Este pensamiento puede ser conectado a un sentimiento que lo lleve a pensar que usted no merece esa suma, o que se sienta frustrado con la magnitud de la misma.

De este modo, esas emociones negativas se figuran como la energía que rechaza lo que queremos. Cuando usted aprende a liberar esas emociones, aclarara el camino para que el Universo pueda ofrecer lo que usted desea, sea lo que sea. Pero a menos que y hasta que usted logre eliminar la resistencia, no estará en alineación vibracional con lo que desea, y, por tanto, NO podrá vivir la experiencia.
¡La Ley de la Atracción puede convertirse en una fuerza poderosa en su vida!

LEYENDA DEL ATRAPASUEÑOS

Hace mucho tiempo cuando el mundo era joven, un viejo líder espiritual Lakota estaba en una montaña alta y tuvo una visión. En esta visión Iktomi, el gran maestro bromista de la sabiduría apareció en la forma de una araña. Iktomi le hablo en un lenguaje sagrado, que solo los líderes espirituales de los Lakotas podían entender.

Mientras le hablaba Iktomi, la araña tomo un
aro de sauce, el de mayor edad, también tenia plumas, pelo de caballo, cuentas y ofrendas y empezó a tejer una telaraña.
Él habla con el anciano acerca de los círculos de la vida, de como empezamos la vida como bebes y crecemos a la niñez y después a la edad adulta, finalmente nosotros vamos a la ancianidad, donde nosotros debemos ser cuidadosos como cuando éramos bebes completando el circulo.

Pero Iktomi dijo mientras continuaba tejiendo su red, en cada tiempo de la vida hay muchas fuerzas, algunas buenas otras malas, si te encuentras en las buenas fuerzas ellas te guiaran en la dirección correcta. Pero si tu escuchas a las fuerzas malas, ellas te lastimaran y te guiaran en la dirección equivocada.


El continuo, ahí hay muchas fuerzas y diferentes direcciones y pueden ayudar a interferir con la armonía de la naturaleza.


También con el gran espíritu y sus maravillosas enseñanzas.


Mientras la araña hablaba continuaba entretejiendo su telaraña, empezando de afuera y trabajando hacia el centro.


Cuando Iktomi termino de hablar, le dio al anciano Lakota, la red y le dijo: ve la telaraña es un circulo perfecto, pero en el centro hay un agujero, usa la telaraña para ayudarte a ti mismo y a tu gente, para alcanzar tus metas y hacer buen uso de las ideas de la gente, sueños y visiones.


Si tu crees en el gran espíritu, la telaraña atrapara tus buenas ideas y las malas se irán por el agujero.


El anciano Lakota, le paso su visión a su gente y ahora los indios Siux usan el atrapasueños como la red de su vida.


Este se cuelga arriba de sus camas, en su casa para escudriñar sus sueños y visiones.


Lo bueno de sus sueños es capturado en la telaraña de vida y enviado con ellos, lo malo de sus sueños escapa a través del agujero en el centro de la red y no será más parte de ellos.


Ellos creen que el atrapasueños sostiene el destino de su futuro.
Los atrapa sueños tambien se les conoce con el nombre de "bawadjigan" en el lenguaje ojibwe de los Sioux, quienes luego se dividieron en los sante (isayati, los que viven cerca de knife lake) Dakotas centrales y Teton (Lakotas) estas culturas sostenian la creencia de que los sueños eran mensajes del mundo espiritual, de esta manera el atrapasueños funcionaba como filtro de sueños y visiones, que protegian contra las pesadillas. Los Lakotas llegaron a creer particularmente que el atrapasueños, sostiene el destino de su futuro. Y es propicio para la buena fortuna y la armonia familiar, aparte de los buenos sueños.

QUE ES LA MEDITACION?

La meditación no es una conquista, ya te pertenece, es tu naturaleza…

Sólo tiene que ser reconocida, sólo ha de ser recordada…


Meditar es estar en un lugar sin hacer nada, simplemente ser o estar; observando, siendo testigo de la existencia, de sus aromas, colores, sonidos, ritmos; percibir sin juicios, ni calificaciones, sin la mente…


Meditar es ir más allá de la mente, liberarte de los pensamientos, emociones y sentimientos que la constituyen, más allá de la mente está un testigo, un observador…


Al principio es la cosa más difícil: estar sin hacer nada, permitir la relajación sin esfuerzo para ello, entrar a un estado de no-hacer, para que ese estado permita fluir, vivir. Es un no-hacer para simplemente permitir que la vida suceda y ser testigo de ello…


Observar sin evaluar, sin decir nada, sin introducir la mente, observando con los ojos vacíos, siendo un ESPEJO que refleja la luna, las estrellas, los árboles, el sol, los animales, la vida misma; quedarte en silencio y recoger la mente, apagarla para estar ahí contigo mismo, sin todas esas ideas aprendidas, formuladas, que te fueron dadas y no son tuyas. Meditar es dejar de creer y poder saber…


Meditar es estar en silencio y a solas, es estar en el presente, vivir el presente; es hacer a un lado el pasado, romper con él y con su reflejo inmediato, el futuro. El pasado es tu recuerdo y el futuro es tu imaginación, todo lo que tienes en tus manos es el presente. Meditar es escuchar sin atender a los oídos, sin que la mente califique; vibrar con los sonidos, ser los sonidos; percibir al punto de ser la percepción misma y llegar al asombro como los niños, solo que con la conciencia de todo ello…


Al meditar no esperes, deja las expectativas a un lado, pues la mente no puede estar ahí, ya que si la mente está presente no hay transformación, no hay silencio…En la meditación no hay nada, no hay miedo, ni ego, ni dudas, no ambicionas, no compites; solo está presente el valor supremo de la vida: la libertad.

Si al sentarte en silencio observas que tu mente es un caos, entonces la transformación ha comenzado, has empezado a observar el caos de tu mente y ello provocará todavía más caos, hasta que en algún momento suceda, como un interruptor se apague y te quedes en silencio, y entonces el ser, el observador surja con todo su éxtasis y descubras el disfrutar, la dicha, el amor…

La meditación es dejarte ir, es la libertad; ese pequeño instante maravilloso que llamamos orgasmo es meditación; es un instante infinito de dicha y amor, donde te proclamas totalmente, de total entrega, donde convergen todas las sensaciones y a tu mente le es imposible describirlo; ese estado de dicha es intrínseco del ser humano lo llevamos siempre, solo es cuestión de permitirlo…


Meditación es entrar en ti y por fin reconocerte…

 Ramón Othón
Instructor de Meditación Activa

CODEPENDENCIA EMOCIONAL

Para definirla de una manera sencilla, la codependencia emocional es un trastorno psicológico que se caracteriza porque la persona vive para y por los demás y tiene una tendencia marcada a resolver los problemas de otros aunque no se lo pidan. Por eso el codependiente suele relacionarse con individuos problemáticos en la búsqueda de sentirse necesitado.

Las mujeres son más vulnerables a convertirse en codependientes, explica la psicóloga Claudia Membreño, esto debido a creencias socio-culturales como que el sexo femenino es débil, debe estar siempre dispuesto a conformarse con poco y a satisfacer las necesidades de los demás. También las características fisiológicas de la mujer la hacen más susceptible, explica la especialista.
Estarás de acuerdo conque al lado de un alcohólico es común encontrar a una mujer codependiente porque piensa que esta persona no sobrevivirá sin ella.
La codependencia produce también una noción equivocada en cuanto a qué es el amor. La persona afectada cree que no puede vivir sin su pareja sin importar cuán conflictiva y enfermiza sea la relación. Por eso puede pasar años soportando situaciones humillantes que impliquen violencia física y emocional.

Además, “la mujer codependiente suele buscar parejas con patrones similares”, asegura la psicóloga. En otras palabras, una mujer con este problema tendrá relaciones dañinas una tras otra, a menos que busque ayuda.
Algunos de los factores que ocasionan este trastorno están relacionados con haber crecido con vacíos afectivos, en una familia disfuncional o que uno de sus padres haya sido alcohólico o adicto a otras sustancias.

La baja autoestima es una causa y a la vez un efecto de la codependencia. Funciona como en círculos porque la persona vive queriendo satisfacer las necesidades de los demás, pero espera a cambio cariño y reconocimiento.

Cuando no obtiene lo anterior, se frustra y se siente desvalorizada. Ese mismo sentimiento genera más codependencia y así hasta que el círculo no se rompe.
La única manera de hacerlo es buscando ayuda profesional. Y esto es importante porque la codependiente no solo tendrá dificultad con parejas afectivas, sino con amistades, el trabajo y su interacción social en general.
Además puede haber depresión y en el caso de las mujeres que son madres ocasionar problemas similares en sus hijos, dice la licenciada Membreño.
Si es tu caso o el de una mujer cercana a ti, lo primero que se debe hacer es reconocer el problema y buscar ayuda profesional. El programa de los 12 pasos que utilizan los Alcohólicos Anónimos puede ser muy efectivo, asegura la psicóloga. También los grupos de apoyo y la psicoterapia cognitiva pueden ayudar.

La clave para prevenir estas situaciones es tener una buena autoestima, que aunque se construye desde la infancia también puede edificarse en cualquier etapa de tu vida. Nunca es tarde para buscar ayuda.

Escrito por Laura Molina 



Se dice que la CODEPENDENCIA ES UNA MANERA DE SATISFACER LAS NECESIDADES QUE NO SATISFACE LAS NECESIDADES. Se hacen cosas incorrectas por los motivos correctos. ¿Se puede cambiar? ¿Se aprenden conductas más sanas? Quizá no puedan aprender LA TOTAL SALUD MENTAL, ESPIRITUAL Y EMOCIONAL pero si conductas más sanas, pueden aprender a hacer las cosas de otra manera. Se puede cambiar. La mayoría de la gente quiere estar sana y vivir sus vidas lo mejor posible. Pero no saben actuar de otra manera. No saben qué hacer. La mayoría de los codependientes han estado ocupados respondiendo a los problemas de otras personas y no han tenido tiempo para ocuparse de sus propios problemas.

EL PRIMER PASO HACIA EL CAMBIO ES TOMAR CONCIENCIA. EL SEGUNDO PASO ES LA ACEPTACIÓN.

Si te has identificado como codependiente o si aún tienes dudas, puedes leer las siguientes características y observar qué tantas tienes:


CARACTERÍSTICAS DE LOS CODEPENDIENTES


BAJA AUTOESTIMA Los codependientes tienden a:

Buscar desesperadamente amor y aprobación
Culparse y criticarse por todo, aún por su manera de pensar, de sentir, de verse, de actuar y de comportarse
Rechazar cumplidos o halagos y deprimirse por la falta de ellos (privación de caricias)
Sentirse diferentes del resto del mundo
Temer al rechazo
Victimarse
Les cuesta trabajo tomar decisiones
Esperar la perfección de sí mismos y se culpabilizan y avergüenzan de ser lo que son
Consideran que sus vidas no valen la pena por eso tratan de ayudar a otros a vivir su vida y obtienen sentimientos artificiales de autoestima ayudando a los demás
Desean que otros los estimen y los amen
Se conforman con sentir que los necesitan

REPRESIÓN Muchos codependientes:

Empujan sus pensamientos y sentimientos fuera de su conciencia a causa del miedo y la culpa
Se atemorizan de ser como son.

OBSESIÓN Los codependientes tienden a:

Sentirse muy ansiosos por los problemas y por la gente
Pensar y hablar mucho acerca de otras personas
Vigilar a la gente
Tratar de sorprender a la gente en malas acciones
Sentirse incapaz de dejar de hablar, de pensar y de preocuparse acerca de otras personas o de problemas
Abandonar su rutina por estar tan afectados por alguien o por algo
Enfocar toda su energía en otras personas y problemas

CONTROL Muchos codependientes:
Han vivido en situaciones y con personas que estaban fuera de control causando a los codependientes penas y desengaños
Tienen miedo de permitir que los demás sean como son y no dejan que las cosas sucedan de manera natural
No pueden manejar el miedo que experimentan frente a la pérdida de control. Piensan que ellos saben cómo deben ser las cosas y cómo debe comportarse la gente
Tratan de controlar los sucesos y a la gente por medio de su desamparo, de sentimientos de culpa, de corrección, amenazas, manipulación, dominio o de dar consejos.
Aunque eventualmente fracasan en sus intentos, intentan provocar la ira de los demás, sienten frustración y enojo; se sienten controlados por los eventos y por las personas

NEGACIÓN Los codependientes tienden a:

Ignorar o minimizar los problemas
Fantasear sobre cómo las cosas mejorarán mágicamente
Confundirse, deprimirse o enfermarse. Acudir con doctores o tomar tranquilizantes
Volverse fanáticos del trabajo
Gastar dinero en forma compulsiva, comer en exceso
Negar lo que sucede
Creer en mentiras y mentirse a sí mismos
Sentir que se están volviendo locos

DEPENDENCIA Muchos codependientes:

No se sienten felices, contentos ni en paz consigo mismos
Buscan la felicidad fuera de sí mismos
Se pegan a cualquier cosa o persona que ellos piensen que les pueda brindar felicidad y se sienten amenazados por la predida de aquellos.
A menudo buscan amor de gente que es incapaz de amar
Creen que los demás nunca están cuando ellos los necesitan
Relacionan el amor con el dolor
Más que amar a las personas, las necesitan
No se toman el tiempo para juzgar si otras personas les convienen
Tampoco investigan si ellos aman a otras personas o si estas les caen bien
Centran sus vidas alrededor de otras personas
Concentran todos sus sentimientos de bienestar de sus relaciones en los demás. Pierden interés en sus propias vidas cuando aman
Dudan en su capacidad de cuidarse a sí mismos
Toleran el abuso para sentir que la gente aún los ama
Se sienten atrapados en las relaciones

COMUNICACIÓN DÉBIL Los codependientes a menudo:

No dicen lo que sienten, no sienten lo que dicen, no saben lo que sienten
Piden lo que desean y necesitan de manera indirecta, suspirando por ejemplo
No están seguros de saber cuál es el camino correcto
Hablan demasiado a fin de no comunicar lo importante
Evitan hablar sobre sí mismos, de sus problemas, sentimientos y pensamientos
Dicen que tienen la culpa de todo o bien, dicen no tener culpa de nada
Creen que sus opiniones no importan
Mienten para protegerse a sí mismos
Se les dificulta expresar sus emociones de manera honesta, abierta y apropiada
Creen que la mayor parte de lo que tienen que decir es irrelevante
Comienzan a hablar con cinismo, de manera auto degradante u hostil

LIMITES DÉBILES Los codependientes a menudo:

Dicen no tolerar ciertas conductas en los demás y poco a poco incrementan su tolerancia hasta que permiten y hacen cosas que habían dicho que jamás harían
Permiten que otros los lastimen, y se preguntan por qué se sienten lastimados
Se quejan, culpan y tratan de controlar al tiempo que siguen actuando igual
Finalmente se enojan y se vuelven completamente intolerantes

FALTA DE CONFIANZA Los codependientes:

No tienen confianza en sí mismos, no confían en sus sentimientos
No confían en sus decisiones, no confían en los demás
Tratan de confiar en gente poco digna de confianza
Piensan que Dios los ha abandonado, pierden la fe y la confianza en Dios

IRA Muchos codependientes:

Se sienten asustados, heridos y enojados y reprimen estos sentimientos
Viven con gente atemorizada, herida y llena de ira
Tienen miedo de su propia ira y de la ira de otras personas
Piensan que otras personas los hacen sentirse enojados
Se sienten controlados por el enojo de otras personas
Lloran mucho, se deprimen, comen en exceso, se enferman, hacen cosas malvadas y sucias para vengarse, actúan de manera hostil o tienen estallidos violentos
Sienten cantidades crecientes de ira, resentimiento y amargura
Se sienten más seguros con su ira que con sus sentimientos heridos

PROBLEMAS SEXUALES

Tienen relaciones sexuales cuando preferirían que los abrazaran, los protegieran y los hicieran sentirse amados
No disfrutan del sexo porque están muy enojados con la pareja, tienen miedo de perder el control
Se alejan emocionalmente de la pareja
Reducen el sexo a un acto técnico
Pierden interés por el sexo
Inventan razones para abstenerse de él
Fantasean o tienen un romance extra marital

LA CODEPENDENCIA ES PROGRESIVA En las etapas tardías de la codependencia, los codependientes pueden:

Sentirse aletargados
Deprimirse, retirarse y aislarse
Experimentar una pérdida total de la rutina diaria y de la estructura
Abusan de sus hijos o son negligentes con ellos y con otras responsabilidades Están desesperanzados
Planean escapar de una relación que sienten como una trampa para ellos
Piensan en el suicidio
Son violentos
Sufren enfermedades emocionales, mentales o físicas de gravedad
Experimentan trastornos en la alimentación (comer en exceso o demasiado poco)
Se vuelven adictos al alcohol y otras drogas
En síntesis, la codependencia es una dependencia de los demás: de sus estados de ánimo, de su conducta, de su enfermedad o bienestar y de su amor. Es una dependencia paradójica, parece que los demás dependen de los codependientes pero en realidad ellos son los dependientes. Parecen fuertes pero se sienten desamparados. Parecen controladores pero en realidad ellos son los controlados por ellos mismos, a veces por una enfermedad tal como el alcoholismo.

LA RECUPERACIÓN

La recuperación es divertida y sencilla. No es fácil, pero si es sencilla, se basa en la premisa que han olvidado o que nunca aprendieron: CADA PERSONA ES RESPONSABLE DE SI MISMA. Implica aprender una conducta a la que se dedicaran: cuidar de sí mismos.

REGLAS BÁSICAS DEL CUIDADO DE TI MISMO

 
Desapego. El desapego no es la separación de la persona que te importa, sino de la agonía del envolvimiento Desapegarse significa que les permites a los demás ser como son, les das la libertad de ser responsables y de madurar y te das la misma libertad, vives tu propia vida al máximo de tu capacidad. Luchas por discernir qué es lo que puedes cambiar y qué no. Significa vivir el momento presente, vivir en el aquí y el ahora. 
 
Dejar de reaccionar. Reaccionar significa actuar de manera impulsiva sin reflexión para ello: No debes tener miedo a la gente, es como tú. No debes dejar tu poder para pensar y sentir No tomemos las cosas tan a pecho (a ti, a los eventos y a las otras persona) Jamás debes tomar la conducta de otra persona como el reflejo de tu autoestima No tomes el rechazo como reflejo de tu autoestima No tomes las cosas de manera tan personal Tampoco te aflijas por pequeñeces 
 
Libérate
no intentes controlar algo que no puedes LA VIDA MISMA No juegues a la víctima eres libre y sabes tomar decisiones
No dependencia significa: Vivir tu propia vida. Tienes la responsabilidad de identificar tus necesidades y satisfacerlas. Tienes la responsabilidad de solucionar tus problemas o de aprender a vivir con aquellos que no puedes resolver. Eres responsable por las elecciones que haces, de lo que das y de lo que recibes, de fijar tus metas y de cumplirlas, de disfrutar de tu vida, de la cantidad de placer que encuentras, de amar a alguien y de la manera en que expresas ese amor, de lo que haces a los demás y de lo que permites que otros hagan.
 
Ten un romance contigo mism@
Aprende el arte de la aceptación el cual tiene 5 etapas: Negación, Ira, Regateo, Depresión, Aceptación
Siente tus propios sentimientos, asume la responsabilidad de tu yo emocional
Fíjate metas
Mejora tu comunicación
Pon límites
Cuida tu físico
No beses sapos esperando príncipes
Deja de tratar de confiar en quien no confías
Aprende a ver a la gente con claridad
Aprende a vivir y a amar

Tomado del libro Ya no seas codependiente. Cómo dejar de controlar a los demás y empezar a ocuparse de uno mismo. Promexa. México, 1996

 

EL ARTE DEL DESAPEGO Y EL AMOR INCONDICIONAL

Ahora, el amor incondicional habita en el seno de la diosa. ¿Y por qué yo encuentro que eso es lo más hermoso que hay? Porque significa que esa mujer tiene más amor que asociación, y en el lugar de la asociación vive solamente el amor, porque eso es lo que queda cuando te deshaces de los puntales del victimismo en todos los niveles de tu vida. Y ahora digo que la diosa está sana y salva, porque de su seno fluye solamente amor. No es artificial; ella es, porque ahí no hay nada más que eso. ¿Y por qué es esto tan importante? Porque esa es la cualidad que constituye a un Cristo. Ese es el amor que cura; ese es el amor que une; y ese es el amor que alimenta. Y el amor no puede existir en un estado de apego. ¿Cuántos de vosotros entendéis? Date la vuelta y explícale a tu compañero. Ahora, una de las razones por la que dejas intacto a ese demonio al que estás empezando a entender un poco más, es que —veámoslo de esta manera— si neutralizaras al Yo sombrío dentro de ti, te asustaría lo que serías sin él. En otras palabras, ¿cuál sería entonces el estímulo de tu conversación? ¿Cuántos de vosotros entendéis? Y también te asusta el que no tendrías una razón para levantarte cada mañana y culminar tu día con sangre, sudor y lágrimas sin tener un ataque de nervios. Piensa en esto. La gente está aterrada de desnudarse hasta llegar al límite del desapego, porque eso significa que hay un verdadero miedo a lo que puedan ser o en lo que se puedan convertir, pues han compartido una amistad verdadera y provechosa con aquello que se llama el Yo sombrío. Están ligados a los apegos. ¿Cuántos entendéis?  

Ahora, ese es un concepto que acobarda. Sin ir más lejos, en este monólogo, que esta declaración —porque yo no quiero que pierdas los estribos y crees entonces un apego a la enseñanza que te acabo de dar, lo cual es siempre un riesgo—, ¿por qué no piensas entonces que quizás la razón por la que no quieres renunciar a tu pasado es que ha sido un muy buen compañero en tu presente, y ello significaría realmente tener que ser una persona diferente? Y al ser tú la persona que siempre quiere estar en control de tus apegos, eso te pone un poco fuera de control. ¿Cuántos de vosotros entendéis? Yo te digo: los santos nacen a raíz de este fuego —en verdad lo hacen— y también los maestros, gente auténtica y genuina que está en una misión divina para encontrar esa falla que ha inhibido su progreso durante milenios. La están buscando, la quieren de verdad. ¿Sabes? Tú no tienes un montón de karma. Lo que tienes es una falla —una falla— de la que te puedes adueñar, y es la falla más obvia en tu vida. Y te puedes adueñar de ella cuando sacas tu espada y derribas esas muletas que la sostienen y te das cuenta de que está vacía. Y son las muletas las que te siguen trayendo de regreso vida tras vida tras vida. ¿Entiendes? Ahora sabemos que al hablar de una enseñanza como esa hay algunos de vosotros que no me escucháis. Tenéis lo que se dice un oído selectivo; así os perdéis muchas de mis enseñanzas. Hay espacios completos de los que no recordáis nada, y yo soy mucho mejor orador que eso. El oído selectivo actúa cuando no quieres escuchar lo que te estoy diciendo. Pero yo te digo: estás aquí para escucharlo; viniste aquí para escuchar lo que no quisiste escuchar antes.  

Ahora, nuestro primer paso en esta resolución es que nos ha tomado todos estos años llevaros hasta un punto de conocimiento más allá de la superstición y el fanatismo, llevaros hasta el punto en que ahora ya podemos ir hasta el centro y hablar de esto sin histeria. Yo voy a seguir teniendo aquí gente histérica, porque ellos no escuchan. Ellos no escuchan la enseñanza completa ni la contemplan profundamente, ni ven por sí mismos que todos estos bloqueos están realmente vacíos, y que lo único real en ellos es la culpa. Y cuando nos deshacemos de eso, no hay nada más y todo lo que existe ahí es amor. Esa es la cualidad de Dios que estamos buscando aquí. Ese es el poder que mueve montañas. Bueno, tomó todo este tiempo traerte a este pequeño lugar para que escucharas este simple mensaje; y es así de sencillo. ¿Qué tan difícil será entonces desprenderte de tus apegos? No es difícil en absoluto, mi querida gente, porque con un enfoque aplicado a la carencia sin personas, lugares, momentos y sucesos, ésta no se puede sostener como carencia, no existe. Y cuando esa iluminación ocurra, el cerebro se revolucionará para reconectar sus circuitos exactamente de acuerdo con ese entendimiento. ¿Y qué ocurre cuando te das cuenta de que no existe tal cosa en ti como la carencia o el miedo o la enfermedad o la maldad o la ignorancia, o cualquier otra cosa que quieras nombrar? ¿Qué pasa en ese momento cuando sabes eso? Todo el espacio de esa contemplación se desvanece, porque no se puede sostener a sí mismo.  

Y se limpia, y un poder toma posesión de él. Es un poder de espacio libre, es amor. Y es en ese lugar donde sucede lo milagroso. Lo milagroso no sucede en el pasado ni en el futuro; sucede en el momento que estás presente, en contemplación; es ahí cuando sucede el milagro. Es el único espacio donde puede ocurrir. ¿Cuál es el milagro? El milagro es abolir la mentira; y en su lugar aparece la abundancia. Siempre estuvo ahí, siempre ha estado ahí. Y  aquellos de vosotros que no oís muy bien, continuaréis protegiendo vuestra pequeña y sucia conciencia, y vuestro pequeño y sucio modo de pensar. Y seréis los poseedores de vuestro pasado, porque os da una razón para quejaros y algo por lo que trabajar, pues vosotros no creéis en mí, sino en vuestra carencia. Y aquellos de vosotros que os aferráis a vuestro tormento —vuestro tormento imaginario, vuestra traición imaginaria, vuestra ilusoria reacción desagradable—, aquellos de vosotros que os aferráis a él, vuestra vida no será más que un infierno, no sólo por el resto de esta vida, sino por todas las vidas que vendrán. ¿Y cuál es el salario que recibimos por estar apegados a este Yo sombrío? Es que el amor por este ser erróneo se vuelve más seductor que el amor a la vida —y sus oportunidades, que nos permiten que cada día el amor a esta bestia sea más importante que el amor a la vida— y la participación en ese amor en cada aspecto, cada acción y cada pensamiento es tal que podríamos decir que estamos realmente vivos y que, en verdad, hemos vivido. 

Tu manera de pensar equivocada y pequeña nunca te permitirá experimentar la vida, pobre de ti. Y nunca serás un maestro en esta escuela, porque el sueldo de la maestría es muy estricto. Demanda la conquista de uno mismo; más que eso, demanda la absolución de lo divino en nosotros. Eso significa la liberación de nuestra divinidad. ¿Y dónde está esa divinidad? Está justo en el lugar donde crees que está tu carencia. Y nuestra divinidad es la voluntad. Es la espada de la voluntad la que nos permite, como legisladores, determinar qué clase de vida queremos. Yo digo que no hay enemigo que no hay hombre ni mujer ni hay padre tan poderoso que me pueda robar mi vida y mi poder de hacer de mi vida lo que quiera. Nunca hubo nadie tan poderoso en mi vida. ¿Por qué tendría que haberlo en la tuya? Así pues, aquellos de vosotros que tenéis oídos, escuchad lo que he dicho y no lo interpretéis de modo diferente a como yo os lo he enseñado. Y aquellos de vosotros que queréis saber, vuestra libertad está cerca; vuestra absoluta levedad del ser está a vuestro alcance. Y no me importa quién seas, no me importa qué idioma hables, si sabes leer y escribir o si no sabes, todos somos iguales ante Dios. Y cuando todos tenemos ese momento de mirarnos a los ojos, ver nuestras limitaciones y calificar nuestra carencia por lo que la sustenta, y después deshacernos de lo que la sostiene, entonces te juro que estamos ejecutando lo divino, y todos nosotros tenemos la capacidad de hacer eso. El amor es un imán. Es magnético y poderoso. La carencia es artificial, limitada, destructiva. Así, lo verdaderamente maravilloso en esta escuela aún está por aprenderse, pero no puede aprenderse hasta que esta lección sea practicada y quede adueñada. ¿Cuántos de vosotros entendéis? Que así sea.

RAMTHA