Read more: http://ayudablognovato.blogspot.com/2012/01/espectaculo-de-estrellas-en-su-blog.html#ixzz1uU7QApQz TIERRA DORADA: 07/14/12

sábado, 14 de julio de 2012

¿QUIÉN ES LUCIFER?

Lucifer es un Ser elevado que confunden muy seguido con el diablo.
EN LA ANTIGÜEDAD
En la mitología romana Lucifer era la divinidad de la luz y del conocimiento (en latín significa portador de luz), asociado con el planeta Venus. Su equivalente griego era Heósforo o Fósforo.
La interpretación que se da a esta asociación es que:
   
Como Venus es el astro visible más brillante después del sol y la luna, y debido a su órbita es visible al este en las últimas tres horas antes del amanecer, De ahí que los antiguos consideraban que anunciaba o “portaba” la luz del sol.

Esotéricamente la correspondencia de Venus como portador de luz es mucho más antigua y tiene una base más profunda ya que Venus es el planeta hermano de la Tierra y sus habitantes fueron quienes trajeron verdaderamente la “luz divina” a los humanos. Lo explico en el lado esotérico de Venus.

Notas

Venus también es visible al oeste en las tres últimas horas antes del anochecer, pero los antiguos griegos pensaron al principio que se trataba de otro astro al cual denominaron Héspero, los romanos lo llamaron Vesper y mitológicamente era el hermano de Lucifer.
Es interesante constatar que en Oriente tienen el mismo concepto. El nombre de Venus en sanskrito es Sukra (o Shukra) que significa brillante, resplandeciente y también es en el brahmanismo una deidad que conduce un carruaje con ocho caballos. Al principio era una deidad benefactora, pero posteriormente (seguramente bajo la influencia occidental) Shukra se convirtió también en el gurú de los asuras (el Señor de los demonios). Sin embargo tanto la astrología hinduista como la astrología occidental, guardan su origen benefactor, definiendo a Venus como un astro benéfico.
También en Mesoamérica asociaron al dios Quetzalcóatl con el planeta Venus.

EN EL CRISTIANISMO

Aunque parezca increíble al principio Lucifer estaba asociado con Jesús

En Apocalipsis 22:16 dice:  

“Yo Jesús he enviado mi ángel para daros testimonio de estas cosas en las iglesias. Yo soy la raíz y el linaje de David, la estrella resplandeciente de la mañana”.  

Ahora bien Venus también se le conoce como la “estrella de la aurora” o “estrella de la mañana”.
En 2 Pedro 1:19 dice:  

“Tenemos además la palabra profética más segura, a la cual hacéis bien de estar atentos como a una lámpara que alumbra en lugar oscuro hasta que el día despunte, y la estrella de la mañana aparezca en vuestros corazones”.   

Para los cristianos “la palabra profética más segura” es la de Jesús y el versículo toma más sentido si remplazamos “la estrella de la mañana” por “el portador de luz”:  

“Tenemos además la palabra profética más segura (que es la de Jesús), a la cual hacéis bien de estar atentos como a una lámpara que alumbra en lugar oscuro hasta que el día despunte, y (Jesús, el portador de luz) aparezca en vuestros corazones”.
El Exultet es uno de los más antiguos himnos de la tradición litúrgica romana. Existen testimonios de su existencia desde fines del siglo IV. Se canta la noche de Pascua. Al final dice:  

“Que el lucero (estrella de la mañana) lo encuentre ardiendo, ese lucero que no conoce ocaso Jesucristo, tu Hijo, que, volviendo del abismo, brilla sereno para el linaje humano, y vive y reina por los siglos de los siglos. Amén.”
Aunque increíble, es lógico ya que la iglesia católica se sincretizó con las religiones paganas para facilitar la expansión del cristianismo, así por ejemplo, Jesús también fue asociado con la divinidad solar Mitra, cuyo nacimiento se festejaba después del solsticio de invierno “cuando la luz del día aumentaba” por el 25 de diciembre. Es solo a partir del catolicismo medieval que se comenzó a identificar a Lucifer con el diablo

La interpretación que se tiene desde entonces es que Lucifer era un ángel de un rango muy elevado (dependiendo la tradición cristiana: serafín, querubín o arcángel) a quien Dios le dio ese nombre “portador de luz” porque era el más hermoso y brillante de todos los ángeles, pero su magnificencia lo volvió soberbio y se rebeló contra Dios, ya que quería ser igual a Dios. Como castigo fue confinado al infierno arrastrando con él a un tercio de los ángeles del cielo que lo habían seguido, volviéndose los ángeles caídos. A partir de entonces se le llamó Satanás (que en hebreo “satan” significa adversario).

Esta interpretación deriva de la primera traducción oficial que se hizo de la Biblia en latín a partir del griego y el hebreo por San Jerónimo de Estridón entre los años 382 y 405 d.C., por encargo del papa Dámaso 1º y conocida como la “Vulgata”. El objetivo era facilitar el estudio y entendimiento de la Biblia con una versión más exacta que sus predecesoras, ya que entonces había diferentes versiones. Y aunque San Jerónimo se mudó a Belem para perfeccionar su conocimiento del hebreo, cometió algunos errores de interpretación:

En Isaías (14:12-14) tradujo la palabra hebrea HYLL que significa astro brillante por Lucifer ya que como vimos Lucifer está asociado en latín con Venus, la “estrella de la aurora”. Y lo que traducido de la versión hebrea dice:  

“¡Cómo has caído del cielo, o astro brillante, hijo de la Aurora! ¡Cómo has sido derrumbado en la tierra dominador de naciones! Tú decías en tu corazón: Subiré al cielo; por encima de las estrellas de Dios levantaré mi trono; me sentaré sobre la montaña de la asamblea, en el extremo norte. Subiré sobre las alturas de las nubes, seré el igual del Altísimo.
Para 1569 se leía en las Sagradas Escrituras:  

“¡Cómo caíste del cielo, oh Lucifer, hijo de la mañana! Cortado fuiste por tierra, el que echabas suerte sobre los gentiles. Tú que decías en tu corazón: Subiré al cielo, en lo alto junto a las estrellas de Dios ensalzaré mi trono, y en el monte del testimonio me sentaré, y en los lados del aquilón. Sobre las alturas de las nubes subiré, y seré semejante al Altísimo.”
Así nació el mito que Lucifer era el ángel caído Satanás.

Pero de hecho varios eruditos consideran que la historia del ángel caído es una mala interpretación y que en realidad Isaías se está refiriendo al rey babilónico Nabucodonosor II quien reinó en el más vasto imperio de la Antigua Babilonia (605-562 a.C.).

Al principio en Isaías (14:4-6) dice:  

“Comenzaras este canto sobre el rey de Babilonia, y dirás: ¡Cómo acabó el tirano, como acabó la opresión! … Que golpeaba con furia a los pueblos con golpes incesantes, Que sometía con ira a las naciones en incesante persecución.”
Aunque fue más comprehensivo que los anteriores reyes que destacaban por su crueldad, para los pueblos vecinos era un ególatra tirano que se quería igualar con Dios, ya que efectuó monumentales construcciones: los Jardines colgantes de Babilonia, muchos templos, la restauración del lago de Sippar, un puerto en el Golfo Pérsico y una muralla de protección. Estos trabajos requirieron muchos obreros, los cuales fueron obtenidos por medio de conquistas, entre ellas invadió Judea y Jerusalén.

No es de extrañar que para los judíos Nabucodonosor fuera “satan” (el adversario) y es particularmente odiado por ellos porque destruyó muchos templos judíos, entre ellos el templo de Salomón (aunque varias veces perdonó Jerusalén, finalmente la destruyó por necesidad política). La Biblia se lo menciona varias veces (Reyes, Daniel, Jeremías, Crónicas).

Se casó con Amytis, hija del rey de los medos, un poderoso imperio vecino ubicado en el noreste el cual por cierto es un territorio montañoso, de ahí probablemente que Isaías diga “me sentaré sobre la montaña de la asamblea, en el extremo norte” (14:13)

Según Daniel (4:30-34), por su arrogancia Yahvé lo castigo haciéndolo perder su trono durante siete años por causa de demencia. Los anales babilónicos no lo confirman, sin embargo hay una ausencia de actos del rey durante 582-575 a.C. Lo que puede corresponder con la “caída del astro brillante, dominador de naciones” que menciona Isaías.
EN EL ESOTERISMO

Según Pastor (guía espiritual, conferencia 28-08-86), si existe un ser elevado conocido por el nombre de Lucifer y si cayó, pero no por soberbia, sino por un acto de amor que desafortunadamente no dio sus frutos esperados y que fue completamente a cargo de él quien tuvo la iniciativa. No fue una rebelión. El mismo voluntariamente se encadenó con los hombres y no podrá liberarse hasta que la humanidad en su conjunto alcance un cierto grado de conciencia. 

No está encarnado en algún lugar sobre la tierra. Está en la misma zona sutil donde se encuentran los maestros y guías. El problema es que no hace nada útil, simplemente experimentó la caída, pero da de su vida, de su vibración, de su corazón, de su oración, de su visualización.

Esto se asemeja con el mito de Prometeo; el Titán protector de la Humanidad quien robó el fuego a los dioses para dárselo a los humanos y por castigo fue encadenado. 

Una divinidad que viene a ayudar a la humanidad primitiva aportando el conocimiento para que surja la civilización es un concepto bastante extendido por el mundo. Lo cual no tiene nada de sorprendente. Lo que SI es increíble es que todos los pueblos le den características muy parecidas a esa divinidad. Lo que deja suponer que tienen un origen común. (Lo detallo en ¿Fueron Quetzalcóatl, Apolo, Huangdi, un ser real?)

 Lucifer como un benefactor de la humanidad es considerado en varias corrientes esotéricas-espirituales: gnosticismo, maniqueísmo, cataros, rosacruces, etc.   

Blavatsky nombró Lucifer su revista teosófica que publicó en Europa (ver bibliografía).   

Incluso existe una corriente llamada luciferismo que se considera heredera de la tradición antigua.
Sinónimo: Luzbel

LA MANERA COMO LOS PADRES VIVEN EL ACTO SEXUAL CONDICIONA AL NIÑO

Hoy en día sabemos que los padres transmiten una herencia genética y el esoterismo nos habla también de una herencia vibratoria y kármica que van a condicionar al niño. ¿Qué pueden hacer los padres para evitar este condicionamiento a sus hijos y facilitar su evolución?
Hablamos de herencia, de karma, de condicionamiento. En primer lugar deben comprender que un cierto condicionamiento es necesario. Esto debido a la ley de la materia que no es más que manifestación y para que haya manifestación, necesariamente se requiere que las cosas sean predeterminadas también a nivel kármico, ligado con el Dharma del individuo.

Diría que en la actualidad, enseñar la mejor manera para concebir a los niños no es la principal preocupación de la jerarquía que dirige la evolución de la humanidad, porque los seres humanos procrean en función de su nivel de entendimiento, de acuerdo a su nivel de evolución.

Para aun así dar una respuesta, yo diría que en principio para engendrar correctamente, la pareja debe primero determinar si quieren tener un hijo. Sin embargo ¿qué es lo qué sucede hoy en día? La humanidad estando todavía demasiado centrada en el astral, los cónyuges no saben predeterminar un nacimiento. Dicen que cuando el niño llegue, o que les gustaría que fuera de tal signo zodiacal, etc.

¿Cómo quieren que exista una nueva forma de concebir en una humanidad que no considera la procreación que como un acto de la naturaleza?

Cuando la humanidad haya elevado la consciencia de manera general al plano mental, será diferente. Ahora, si se enseñara la manera correcta de engendrar, los hombres y las mujeres se exclamarían: “¿Dónde está la gracia, el placer, la espontaneidad de tener hijos, si todo debe decidirse, medirse, reflexionarse, ser predeterminado y predestinado? ¡No somos robots!”

Para los humanos actuales, todo lo que es reflexión, análisis, en sí todo lo que es voluntad, les parece pertenecer a un mundo mecánico, robotizado, porque están enfocados en lo sentimental, en lo emocional, o sea en el astral.

Sin embargo, para procrear en las mejores condiciones, los padres deberían tener la actitud la más pura en el espíritu y en el corazón. Así, la explosión que preside el momento del nacimiento, será una fuerza espiritual en lugar de un arrebato emocional.

En la actualidad, la mayoría de los niños son concebidos en una descarga de placer, en una explosión de placer que queda a nivel emocional. Por lo tanto, engendran niños que estarán todavía apegados a la sensualidad, al erotismo, porque esa fue la vibración de base de su vida, de sus células, de su materia. Ahora bien,

¿De qué otra manera concebir el acto sexual?

Si no logran imaginárselo es que aún no están suficientemente conscientes en el plano mental, o que aún no están lo suficiente determinados. Es por eso que es inútil tratar de forzar a la gente para que engendre de cierta manera, porque cada uno procrea en función de su naturaleza y evolución.

Pastor (maestro de sabiduría, 08-11-87)


Pastor dice que los humanos en la actualidad engendran en un estallido de placer emocional, pero la verdad es que en muchos casos, ni siquiera llegan a eso. En varias enseñanzas he leído que la intensidad con la que se tiene la relación sexual va a condicionar la energía de la futura persona.

Desafortunadamente, muchos humanos son concebidos durante relaciones que se han vuelto rutinarias, en donde los conyugues no están realmente interesados en lo que están haciendo. Tampoco están viviendo la experiencia, sino pensando en otras cosas. En sus preocupaciones, asuntos que atender, viendo al mismo tiempo la televisión, etc. Resultado: los niños tienden a nacer débiles, apáticos, emocionalmente inestables.

También fuertes sentimientos de miedo o de odio influirán. Es por eso que Pastor dice que la pareja debe unirse con la actitud la más pura en el espíritu y en el corazón, porque la vibración que generen en ese momento, va a dar la nota vibratoria del futuro niño. Ahora bien, si no pueden estar con un espíritu elevado porque todavía no ha alcanzado ese nivel, al menos háganlo con el corazón vibrando, viviendo intensamente el momento y entregándose plenamente.

Nota: Sería interesante tener la opinión de los Maestros sobre la reproducción artificial “in vitro”. Hasta ahora las personas que nacieron por ese método se ven bien, sin embargo no recibieron esa vibración de base que se origina al momento del acto sexual. ¿Cómo les afectará?

PLEAYADIANOS: LA SEXUALIDAD: Un Puente hacia los Niveles Superiores de Conciencia

Cuando vuestra biblioteca fue desordenada y disper­sada, el ADN se dividió para que sólo quedaran dos ramas con muy poca información y muy poca me­moria, la sexualidad permaneció intacta en el cuerpo físico. Se la dejó, por supuesto, como una forma de reproducción; una manera de mantener a la especie en contacto con su propia esencia y de darle vida. En las profundidades de la sexualidad se encuentra una frecuencia que puede ser conseguida, que ha sido buscada y malinterpretada por mucha gente. Se de­nomina orgasmo.
El orgasmo ha sido distorsionado de su propósito original. Tu cuerpo ha olvidado el orgasmo cósmico porque la sociedad os ha enseñado durante miles y miles de años que la sexualidad es mala. Os han ense­ñado esto con el fin de controlaros y para impedir que buscarais la libertad que se puede conseguir a través de la sexualidad. La sexualidad te conecta con la frecuencia del éxtasis, lo cual te conecta con la fuente divina y con la información.

La sexualidad ha sido desacreditada en este plane­ta y esto está almacenado en vuestra memoria celular. Esto no es sólo en esta vida; son miles de años de apropiación indebida y mala utilización. Es necesario que despejes la negatividad que rodea a la sexualidad en esta vida, y que experimentes y examines tu forma de utilizar la energía sexual y su expresión en tus «yoes» multidimensionales.

Las partes sexuales de tu cuerpo son avenidas que conducen al placer y crean frecuencias que sanan y estimulan al cuerpo y, potencialmente, lo conducen hacia su yo espiritual más elevado. La sexualidad ha estado tan mal entendida en este planeta que, cuando se da entre dos personas, rara vez tienen éstas la inten­ción de conectar espiritualmente a través de ella. La sexualidad invoca una espiritualidad que es libre y que se contempla a sí misma como creadora. No obs­tante, rara vez se utiliza como puente hacia los niveles superiores de consciencia.

Hemos conversado con una serie de individuos que han estado utilizando la luz. Al encontrar a la pareja adecuada en una situación monógama, han sido capaces de alcanzar estados del ser muy elevados. La monogamia tiende a funcionar bien para la mayoría de vosotros debido al lugar en que os encontráis vibracionalmente. Cuando uno tiene muchas parejas, se tiende a ser poco honesto y a esconder la propia identidad: compartes un poco por aquí, otro poco por allá y esparces tus semillas por todas partes. Es mejor estar con una sola persona, aunque esto no quiere decir que tenga que ser para siempre. Sé leal, sé abier­to, comparte con la persona con la que estás y llega tan lejos como puedas con ella. Si resulta ser tu vida entera, maravilloso. Si no lo es, y si os encontráis en una situación en la que ya no os comunicáis ni os servís el uno al otro, y sientes que la relación no será capaz de dar un salto cualitativo, termina con la rela­ción y encuentra a otra persona que trabaje con tu misma vibración.
Cuando trabajáis mano a mano últimamente, desarro­lláis la confianza. La mayoría de vosotros tenéis dificul­tad para confiar en vosotros mismos porque no tenéis un modelo de confianza. En una relación se puede aprender sobre la confianza, porque funciona como un espejo en el que puedes ver tu reflejo, te muestra aquello que no podrías ver desde tu punto de vista. Muestra una imagen de ti mismo mera de ti, siempre y cuando establezcas una comunicación abierta en la sexualidad y una profun­da intimidad, y no utilices la sexualidad como una forma de evitar el acercamiento. Muchos de vosotros habéis utilizado la sexualidad como una forma de distracción y una manera de eludir la intimidad en lugar de desarro­llarla. Empezáis recibiendo energía y a mirándoos a los ojos, sintiendo la excitación. 

Luego, en lugar de exploraros unos a otros íntima y espiritualmente, cerráis vuestros centros de sentimiento, os ponéis la armadura y tenéis unas relaciones sexuales superficiales y a nivel genital porque os da demasiado miedo y resulta demasiado in­tenso entrar en la ruta de la conexión total, corporal y espiritual. A veces el sexo superficial es maravilloso. Lo que estamos diciendo es, sencillamente, que hay más. Hay mucho más y nadie te priva de ello excepto tú mismo, tus creencias y tu temor de derribar tus barreras y tus muros.

Muchos de los miedos que tenéis se basan en lo que habéis creado para vosotros mismos y en lo que le habéis hecho a otros en vuestra vida sexual. Tu histo­ria sexual afecta a todas las esferas de tu alma, de manera que todos los problemas del alma son transmi­tidos por todo tu cuerpo. A veces no quieres ver esto porque es demasiado doloroso y lo juzgas porque crees que es malo. Deja de juzgar, sé neutral con respecto a lo que has hecho: no importa lo que descubras, no importa lo atroz que te parezca, no importa lo difícil que parezca y no importa cuánta violación implique. Comprende que tu propósito ha sido reunir informa­ción y comprenderte a ti mismo.

La sexualidad es una frecuencia. Representa aque­llo que no os fue arrebatado aunque vuestra historia, vuestros recuerdos y vuestra identidad os fue arreba­tada y dispersada. El único medio que os quedó para descubrir quiénes erais, fue la experiencia sexual. Esto, por supuesto, nunca os lo dijo nadie. Ahora vamos a atacar un poco a la iglesia. Lo sentimos mucho por los que pertenezcan a alguna. Las iglesias surgieron como organizaciones; para controlar la religión y el desarro­llo espiritual y con la finalidad de crear trabajo, de crear una jerarquía y una especie de club. Muy pocas iglesias surgen con la idea de informar a la gente. Normalmente no contempláis a la religión como algo que os proporciona información, ¿verdad? Cualquier religión que provea información está operando en la vibración de la verdad.
Las esferas de espíritu son lugares de existencia a los que el cuerpo no tiene acceso. Como la sexualidad era una oportunidad para los seres humanos para recu­perar la memoria, o para conectar con el yo espiritual y el creador espiritual, o para encontrar el camino hacia la esfera espiritual, aparecieron las iglesias y promovieron la sexualidad como forma de procrea­ción. Os dijeron que la única razón de ser de la sexua­lidad era la de producir pequeños seres humanos.

La sexualidad fue presentada como algo malo. A las mujeres se les dijo que la sexualidad era algo por lo que debían pasar para servir al hombre y que no tenían control sobre el proceso del nacimiento. Las mujeres lo creyeron y por eso, hasta el día de hoy, por lo general, creéis que no tenéis control sobre esa parte del cuerpo. Tienes que darte cuenta de que tú decides si quieres o no quieres tener un bebé. No es tan com­plicado como te han dicho. La decisión y el propósito son los que traen la experiencia a tu vida. Puedes controlar si quieres tener un bebé o no. Si la mujer hubiese tenido esta habilidad en los últimos miles de años y si hubiese sido capaz de explorar su sexualidad sin miedo de quedarse embarazada, entonces, quizás, hombres y mujeres hubiesen descubierto que eran mu­cho más libres de lo que les habían dicho.

El descubrimiento de la frecuencia más elevada de la sexualidad surge de la experiencia amorosa. No tiene nada que ver con el hecho de si las relaciones son heterosexuales u homosexuales. Se trata de dos seres humanos que se dan placer el uno al otro de una forma que abre frecuencias de la consciencia. Os ha­béis tragado muchas ideas acerca de lo que es correcto y de lo que no lo es dentro de la expresión sexual.

El amor es la esencia qué debe crearse en todas las relaciones. Si amas y honras a alguien, no impor­ta cuál sea tu composición de densidad. Lo que im­porta es la vibración del amor y cómo exploras este amor, que está dotado, idealmente, de la integración de las partes masculina y femenina que forman la llama gemela.
El ideal es que la sexualidad se explore a través de los sentimientos. El tercer y el cuarto chakra te conec­tan con el yo compasivo y con el yo emocional, que te conectan, a su vez, con el yo espiritual. El yo espiri­tual es una parte de ti mismo que es multidimensional; a través del cual existes simultáneamente en muchas formas. Ser consciente de estas realidades en la iden­tidad que eres es tu misión, tu tarea y lo que has acordado hacer. Cuando eres consciente, puedes sin­tonizar con distintas frecuencias, recordar quién eres y cambiar la velocidad vibratoria de este universo.

Nos encanta hablar de la sexualidad porque es tan misteriosa en este planeta. Algunas escuelas de miste­rios han mantenido en secreto el conocimiento acerca de los usos potenciales de la sexualidad. Sois criaturas electromagnéticas y, cuando os unís físicamente con otra criatura, unís vuestras frecuencias electromagné­ticas. Cuando vuestras frecuencias están en armonía y unidas por una frecuencia de amor, pueden ocurrir cosas increíbles.

Hace miles de años, cuando la sociedad tenía una visión más matriarcal en ciertas áreas del planeta, la energía de la Diosa estaba presente y trabajaba con ciertos individuos. La mujer comprendía su poder, su intuición,  su centro de sentimiento, su conexión y su deseo de crear vida. También comprendía que no te­nía que concebir un hijo si no lo deseaba.

Con el fin de que la sociedad patriarcal cerrase un círculo y preparase a la Tierra para este cambio de consciencia, la energía femenina tuvo que instalarse en el asiento trasero. Por lo tanto, el poder femenino, la ener­gía y la comprensión de la sexualidad fueron suprimidos. En los tiempos modernos (los últimos dos mil años) la mujer ha creído que no tenía control sobre el momento en que querían tener niños, que la sexualidad era mala y sucia y que el sexo se enseñaba para ser practicado sólo dentro de los derechos del matrimonio, etcétera. Todo esto era un programa de marketing.

Algunos de los programas de marketing actuales para crear aún más miedo de la sexualidad y de su expresión, son las nuevas enfermedades: el sida, el herpes y todas las demás. Leéis sobre todo esto en los periódicos y os asustáis de vuestra propia expresión, de vuestra propia intuición y de vuestro propio gozo. ¿Lo comprendéis?

Antes de que el ADN fuera reordenado, las perso­nas se unían electromagnéticamente a través del amor y así alcanzaban las esferas superiores y eran capaces de subir su escalera interior y llegar hasta algunas frecuencias extraplanetarias. Creaban una experien­cia similar a la de viajar en un cohete que los lanzara hacia otros sistemas de realidad. Éste ha sido uno de los secretos mejor guardados del planeta.
Muchas de las personas con las que hemos habla­do han tenido experiencias muy profundas con su sexualidad. Nos gustaría señalar una vez más que no estamos haciendo distinciones o juicios acerca de con quién estáis en una relación, y nos gustaría que voso­tros también dejarais de juzgar. Es una vieja progra­mación. No importa si te unes a un miembro del sexo opuesto o de tu mismo sexo. Hablamos de dos seres humanos que se unen físicamente en la forma que les parece más apropiada y crean amor, porque compar­ten amor. Cuando la integridad y el amor no están presentes en la unión de dos cuerpos humanos, enton­ces estas personas piensan mal de su experiencia. Esto puede crear todo tipo de resultados negativos dentro del cuerpo humano.

Os dejaron la frecuencia de la experiencia orgásmica en la sexualidad para que pudierais recor­dar vuestra identidad más elevada. Cuando esta ener­gía o historia sea revelada y descubras quién eres, unirás muchos cuerpos de tu identidad multidimensional personal en tu forma física. Para recibir el im­pacto total de la red de tu identidad, deja que las doce hélices encajen en tu cuerpo y permite que los fila­mentos con codificación de luz se reordenen. Este proceso tiene que ver con el cuerpo mental, el cual está conectado al cuerpo físico. El cuerpo emocional, que está conectado al cuerpo espiritual, es el cuerpo que todo el mundo se quiere saltar. Decís: «Quiero evolucionar. Quiero una aceleración rápida, pero no quiero pasar por el centro de sentimiento para hacerlo».

Estáis conectados a vuestros «yoes» multidimensionales a través de vuestros sentimientos, y es en los sentimientos donde os quedáis principalmente atasca­dos. Acepta que tus «problemas» surgen por alguna razón. A muchos de vosotros os gustaría enterrar vues­tros «problemas» y tirarlos a la basura como si se tratara de algo feo y no de vosotros. Estos «proble­mas» son la parte oscura de vuestra identidad con la que no queréis lidiar ni tener que aceptar.

Comprendemos que, a veces, cuando surge algo, lo etiquetas y dices: «Odio esta parte de mí mismo. Quiero acabar con ella, esconderla bajo la alfombra y olvidarla. He acabado con esto». Adivina qué: tus «problemas» son los tesoros de tu vida. Son tu manera de aprender.
Habéis aceptado mutar, atraer luz hacia vuestros cuerpos y dar vida a la Familia de Luz en este planeta. Como la luz es información, tienes que lidiar con las cosas que has escondido de ti mismo. La sexualidad es lo primero porque es el yo secreto, el yo del cual te escondes. La sociedad te ha dicho: «Esto es bueno. Esto es malo. Debes hacer esto. No debes hacer esto otro». ¿Quién te dio estas leyes? ¿Quién te dio cual­quiera de tus leyes, para empezar?

Os habéis quedado atascados porque no sabéis leer los símbolos de la lengua en que os habláis. De mane­ra que permanecéis en él. Muchos de vosotros amáis vuestras historias porque atraen la atención hacia vo­sotros. Si no tuvieras una historia, ¿quién hablaría contigo? Observa tu cuerpo y mira lo que intenta en­señarle al yo. Lo ideal es que sanes las heridas y crees un lugar más cómodo y gozoso a medida que vas aprendiendo a vivir más completamente en tu cuerpo físico y a tener una nueva identidad en tu sexualidad.

La sexualidad es la clave. Es la puerta de entrada hacia esferas más elevadas de la consciencia. Cuando os redefináis, y cuando los filamentos con codifica­ción de luz os den una nueva definición de vosotros mismos, también cambiaréis vuestra identidad sexual. La sexualidad tiene que surgir para todos vosotros y es el área que más os atemoriza en la actualidad. Os garantizamos que, más adelante, habrá otras áreas que os darán miedo.

Si estás atascado en la idea del amor y no logras comprender lo que está sucediendo con él, el proble­ma es que lo estás buscando fuera de ti mismo. Estás buscando que otra persona le dé sentido a tu vida y te valide. Si no tienes a esa persona, te enfadas o sientes que no vales nada. Éste es un modelo con el que creciste, el que tus padres y tu sociedad te mostraron. Hemos dicho una y otra vez que la cosa más impor­tante que puedes hacer es amarte a ti mismo y honrar a la Tierra. Pero no haces más que olvidarlo y buscar otra relación que te haga sentir completo y entero. Crees que sin una relación eres menos que un ciuda­dano aceptable. Te sientes solo. Tienes que aprender a estar solo. La soledad no es más que un estado mental. No estás nunca, nunca, solo. Hay multitudes de enti­dades a tu alrededor. Si pudieras dejar de sentir pena de ti mismo, encontrarías que se te envía tanta infor­mación constantemente que te gustaría estar solo para dedicarle tiempo a la recepción del contacto.
Cuando te amas a ti mismo y dejas de estar trastor­nado por la necesidad de tener a alguien que te quiera, entonces eres capaz de aceptar lo que alguien te ofre­ce. Es imperativo que te valores para que no te conformes con un amor disfrazado. Si decides buscar pareja o vibrar con alguien y no recibes lo que deseas, no te quejes ni refunfuñes ni le pongas mala cara a esa persona para que cambie de acuerdo a tus necesidades. Si estableces un valor para ti mismo y no lo creas, entonces limítate a cambiar tu realidad y continúa solo hasta que encuentres a alguien que refleje tu valía. Entretanto, vibra con el amor por ti mismo, hónrate, y comprende que este viaje se trata del des­cubrimiento de uno mismo en las relaciones con los otros. No se trata sólo de maridos y mujeres. En este viaje se trata de honrar tu cuerpo físico y la unicidad del yo mientras tocas las vidas de muchos. Permítete siempre trabajar con el yo y permítele evolucionar.

Todos vosotros tenéis miedo de la intimidad con vosotros mismos; de estar a solas con el yo. Una vez has desarrollado la intimidad, un silencio, un amor por ti mismo, una contención de tu energía, entonces querrás que tu intimidad con otra persona tenga esa calidad.

La sexualidad puede confundir mucho en esta épo­ca porque estáis elevando y estudiando vuestras fre­cuencias. Cuando unís vuestros cuerpos, incluso cuan­do os abrazáis, intercambiáis frecuencias. Cuando uno tiene una experiencia sexual, se liberan hormonas dentro del cuerpo. Las hormonas despiertan ciertas energías dentro de las células y se da una transferen­cia de la esencia de una persona a la otra. Es por eso que cuando has tenido relaciones sexuales con al­guien, no puedes desprenderte de su energía. Aunque no quieras estar con la persona, la experiencia sexual permanece contigo porque ha habido un intercambio electromagnético.

Estáis pasando por esta modulación de frecuencias y aprendiendo a elevar vuestra frecuencia a un lugar de información consistente, amor por uno mismo e intimidad con uno mismo. Por consiguiente, puede parecer muy confuso y a veces atemorizador aceptar esta vulnerabilidad que estás reconociendo en ti mis­mo y acoplarte y fundirte con otro. Cuanta más consciencia adquieres, mayor es tu control sobre el uso de tu cuerpo; puedes decidir dónde lo vas a conectar y, ciertamente, con quién lo unirás sexualmente.

Si expresarte sexualmente ahora te hiciera crecer verdaderamente, crearías automáticamente la experien­cia porque estarías preparado para ello. Comprende que, durante el proceso de evolución del yo, suele darse un período de inactividad sexual. Dentro de la frecuencia sexual, tiene lugar un intercambio entre dos personas, de manera que si te unes con una perso­na que no es similar a ti y se da un intercambio quími­co, estás recibiendo su basura porque estáis intercambiando energía de una manera íntima.
Habrá veces en que te alejarás de este tipo de inter­cambio. Puede ser que pienses: «Oh, Dios mío, ¿qué me está pasando? ¿Me estoy volviendo viejo? ¿Me estoy secando? ¿Qué está ocurriendo?». Ese no es el caso. Puedes aprender a utilizar la energía que te estimularía sexualmente sin necesidad de dársela a otra persona. En lugar de tener un comportamiento caótico y loco, puedes explorar esa energía practicando la masturbación, sa­biendo que es perfectamente legítimo y correcto hacerlo. O quizá quieras limitarte a observar tu excitación sexual y decidir lo que vas a hacer con ella. Puedes decir: «Bueno, no voy a actuar esto ahora. Veamos a dónde va esta energía». Toma esa energía, permítele subir por tu cuerpo y utilízala en otras áreas.

Llegarás a un punto en que deberás adorarte, apoyarte y amarte a ti mismo como si fueras un bebé en tus propios brazos, sabiendo que harás lo que sea mejor para ti. Muchos de vosotros os distraéis. Encuentra un lugar de serenidad y silencio en el que puedas encontrar res­puestas. No las encontrarás llamando por teléfono todo el santo día y hablando con los demás. Si intentas hacerlo, estarás demostrando que buscas fuera de ti. Cuando apren­das a mirar dentro para encontrar respuestas, el yo habla­rá. Normalmente eres incapaz de oírlo porque estás ence­rrado en pautas de comportamiento que sabes que tienes que cambiar pero no quieres hacerlo porque no sabes quién serás entonces.

Honestamente, tenéis miedo de vosotros mismos. Esto es algo muy común. Tienes miedo de no estar completo, y sientes enormes deseos de estarlo. Dices: «Estoy completo. Soy soberano. Necesito a otra per­sona. Me siento atraído por alguien. Oh, no, no puedo ver esto. Tengo demasiado miedo de esto. No necesito a nadie. Sí, necesito a alguien». Vas de un extremo a otro. Aprende a aquietar la mente. Aprende a tener un control absoluto sobre tu energía. ¿Qué significa eso? Significa que, estés donde estés, siempre te estás ob­servando: la posición de tu cuerpo, tu forma de usar las manos, si te repites una y otra vez, si hablas o permaneces en silencio. Aprende a observarte sin juz­gar. Aprende a mirarte y corregirte determinando cómo te gustaría ser en contraste con quien eres. Aprende a aquietar la mente.

La frecuencia, especialmente si hay una relación de amor, se transmite desde ti hacia otra persona. Una relación de amor no significa tener que estar siempre juntos. Significa, sencillamente, que permaneces en la relación mientras consideres que esa relación es apro­piada para honraros el uno al otro, intercambiar ener­gías y dejar que fluyan como por un circuito abierto. Cuando no os amáis y no estáis unidos, no hay inter­cambio; el circuito no se abre. Esto no quiere decir que no podáis tener buen sexo; quiere decir, sencilla­mente, que el circuito no está abierto.

A medida que esta comente eléctrica se eleva cada vez más, se alcanzan alturas cada vez mayores de experiencia orgásmica porque el sistema nervioso es capaz de manejar frecuencias de éxtasis más elevadas. El sistema nervioso determinará tu forma de expresarte y de sentir. Si el tuyo está poco evolucionado, tu experiencia sexual será muy limitada porque el siste­ma nervioso es el conductor de la corriente eléctrica. La experiencia orgásmica provoca una sanación y una realineación del cuerpo físico.

A la larga, no serás capaz de acercarte o estar con alguien que no opere con el mismo voltaje que tú. Sencillamente, no encajarás. Sería como intentar me­ter un pie de talla treinta y nueve en un zapato de talla treinta y dos. No funcionaría ni sería cómodo. No encajarás porque no serás capaz de unirte vibracionalmente.

Acabaréis comprendiendo la importancia de la nutri­ción vibracional cuando empecéis a conectar sexualmente. Conectar sexualmente es una manera de unirse a las personas que se mueven con vuestro mismo voltaje o con un voltaje compatible. Vuestra realidad nos resulta muy interesante por la cantidad de claves que hay en vuestro mundo. Cuando vais a un país extranjero, los aparatos eléctricos no se pueden conectar. No encajan, de manera que hay que utilizar un adaptador. Sería estresante tener que adaptarse continuamente a una vi­bración cuando estás implicado íntimamente en una rela­ción sexual. Sería demasiado esfuerzo. Tendrías que uti­lizar toda tu energía en crear mecanismos de adaptación. Entonces se daría una negación y no te permitirías avan­zar porque habrías bajado el listón.

Los sesenta marcaron una época de apertura hacia la exploración sexual. En un instante, el paradigma cambió. Gran parte de la energía que había en el pla­neta en aquella época, a la que se sumó la ingestión experimental de drogas, crearon inmediatamente un nuevo paradigma y os alejaron a las generaciones pre­cedentes. Las fronteras cambiaron instantáneamente. Os separasteis de una generación que creía en la gue­rra y no sentía: una generación que hacía el amor en la oscuridad, a veces con la ropa puesta. Rompisteis el paradigma de muchas maneras y establecisteis nuevas modas y nuevas formas de ser. Fue maravilloso. Dijis­teis: «¡Dios mío, sexo libre, amor y cuerpos que se dejan ver!»

Ahora ha llegado el momento de una revolución com­pletamente nueva a través de la cual conectaréis vibracionalmente con otra persona. No habrá más dis­tracciones en la sexualidad y dejarás de simular que no te estás de nada: que estás sexualmente liberado porque puedes hacerlo en esta posición y aquella otra y decir esto y hacer aquello. Eso es, sencillamente, como hacer aeróbicos en el área de la sexualidad. Queremos que empieces los aeróbicos y las contorsiones del alma: la vibración. Todos vosotros anheláis la profundidad de dos personas que se unen y conectan. Si tienes miedo de esto, es porque no tienes un marco o un modelo en el cual basarte. Debes diseñar uno. Debes confiar en que, de alguna manera, la energía del diseño del anteproyecto cósmico creará instantáneamente un nuevo movimiento basado en el deseo de dar este nuevo paso hacia la com­prensión de vosotros mismos.
Recordarás con gran claridad tus expresiones sexua­les en tus diferentes manipulaciones a través de la realidad: cuando fuiste hombre y mujer, y exploraste la sexualidad en todos sus aspectos. Se necesita coraje para hacerlo. Si existe un área en la que verdadera­mente os juzgáis, en la que el planeta entero juzga, es la sexualidad. Habéis tenido ideas muy definidas acerca de lo que está bien y lo que no lo está, sexualmente hablando. Por lo tanto, muchos de vosotros os senti­réis conmocionados cuando recordéis lo que hicisteis con vuestra sexualidad.

Comprende que en este planeta la sexualidad ha sido siempre la conexión del cuerpo con su frecuencia más elevada. Aunque gran cantidad de la información haya sido dispersada y separada en el cuerpo, el po­tencial de crear vida permaneció para que pudierais entender quiénes erais en lo más profundo de vuestro ser. La vibración sexual ha sido vuestra conexión con vuestra identidad cósmica, pero este concepto fue malinterpretado y se perdió. Sólo queremos decir que existe una historia más amplia, mucho más emocionante de lo que os imagináis.

Hubo quienes no quisieron que estuvierais en sintonía con estas frecuencias porque las frecuencias sexuales os podrían haber conducido a áreas de liberación en las que hubierais empezado a comprender las cosas. La sexualidad quedó como una forma de viajar por el sistema nervioso y de conectar con la mente superior saliendo del cuerpo. Si os hubiesen dicho que ésta era la ruta de salida, ¿quién hubiera podido manipularos o controlaros?

La población debe despejar las connotaciones negati­vas y los juicios que han teñido vuestra experiencia sexual durante eones. Tenéis que hacer las paces con el sexo con el fin de integrar las frecuencias y la identidad. Se han manipulado las cosas y se les ha impuesto una fron­tera limitadora para que no tuvierais acceso a la verdad de la sexualidad. Se os dijo que podíais procrear con ella y tener orgasmos, pero no os dijeron que podíais abrir frecuencias con ella. Podéis entrar en contacto y utilizar­la como un método para recordar quiénes sois y para alterar la frecuencia de vuestro cuerpo.

En los próximos años, la expresión de la sexuali­dad adquirirá una dimensión completamente nueva. Evolucionarás y crecerás, siempre y cuando tengas un compañero/a dispuesto a seguir el mismo camino y ser tan abierto como tú. Pero si estás con alguien que quiere jugar al juego de la evasión o de la negación, no llegarás a ningún sitio.

Cap. 20, Mensajeros del Alba, los Pleyadianos a través de Bárbara Marciniak

ENFRENTANDO LA EMERGENCIA ESPIRITUAL Parte 2

El mes pasado hablamos un poco acerca de este tema de la “Preñez Espiritual”. En la medicina 3D, la quintaesencia de la situación de “emergencia” se experimenta cuando una madre ha llegado a término y está a punto de traer a su hijo al mundo. A los futuros padres se les permite acelerar para que puedan apresurarse y llevarla al hospital, los taxistas se desviven por asegurarse de que se la transporte, los policías la escoltarán con gusto y las camareras despejarán alegremente una mesa en su restaurante y hervirán un poco de agua si parece que no va a llegar a tiempo al hospital.
 Lo mismo ocurre en el Reino Espiritual cuando un “bebé” etérico llega a término. Las Reconexiones, a las que canalizo, han comentado este proceso de la siguiente forma:
Muchos de ustedes han notado que están subiendo de peso. En tanto otros están experimentando oleadas de energía que suben y bajan por su canal espinal. Recientemente, algunos se han visto obligados a encarar situaciones caóticas en su matrimonio y en sus relaciones. Todos esos aspectos y muchos otros son claros indicadores de que están ejecutando la Energía de Alma Grupal. Están en un punto de conciencia que aparece en un lugar oscuro, y muchas almas desencarnadas se han sentido atraídas hacia ustedes para reconectarse de nuevo con el Sí Mismo. 

En muchos casos, la grasa del cuerpo físico es una manifestación material del “potencial energético no descrito”. No está lo suficientemente desarrollado como para convertirse en músculo o masa orgánica, pero permanece adherido a ustedes, esperando pacientemente que llegue el tiempo de verse investido en el Gran Juego. De hecho, el “peso” excesivo también podría ser visto como una “espera” excesiva, ¿lo ven?

Cuando llegue el tiempo de fruición, la “espera” terminará. Las energías alineadas allí se manifestarán, ya sea como una acción intencionada, expresiones de amor y preocupación, orientación canalizada u obras de arte. Habiendo intentado todo lo imaginable para perder ese peso para parecer “normales”, ahora deben aceptar el hecho de que, por empezar, nunca estuvieron “gordos”. ¡Simplemente estaban preñados! Y ahora, el tiempo del parto está cerca. Algunos de ustedes están llevando este embarazo en forma física, y otros simplemente la están sintiendo a nivel energético. Todos son uno, sin importar cómo aparezcan las cosas.

Hasta que llegue el momento de patrocinar a un viajero energético a través de su Portal, sencillamente piensen que están preñados vibratoriamente. No importa si son hombre o mujer. Igual están embarazados, portando aspectos del Ser Expandido con el que han formado contratos antes de encarnar. Si no hubieran tenido contratos, ellos nunca los hubieran podido encontrar. Enfréntenlo, para que no los inmovilicen ni el miedo ni la vergüenza.” (Las Reconexiones) 

OBSTETRICIA ESPIRITUAL
Durante estos tiempos de intense transición, a ciertas personas se las invitará a llevar niños “energéticos”, mientras otras están destinadas a guiarlos durante las fases de su gestación y nacimiento. Sin importar su posición en el proceso, todo lo que ocurre es un reflejo de alguna parte de USTEDES. Esas son las enseñanzas de la Unidad Universal y se aplican a todos nosotros. Sin embargo, no todos elegirán escucharlas, y eso, también, trae su reflejo.
 Como mencioné en la transmisión más arriba, un “niño” etérico puede representar una idea (a la que también nos referimos como un “concepto”), una unión de dos o más personas en torno a un propósito común, una relación de negocios, una obra de arte o cualquiera de mil entidades distintas. Algunas toman forma física, mientras otras pasan por nuestras vidas como ráfagas de viento, creando cambio y sosteniendo la vida aunque permanezcan invisibles. 

Las Parteras Físicas se ubican junto a la madre en trabajo de parto y la atienden. La preparan, la alientan, le dan agua o medicamentos para asistirla en su proceso y tratan de ser útiles realmente. Pero a fin de cuentas, todavía permanecen separadas de ella. A las Parteras Espirituales muchas veces se les pide que hagan más aún. En esencia, se CONVIERTEN en la persona que están tratando de ayudar. Las “incorporamos” energéticamente dentro de nosotros. Aunque funcionamos como cuerpos separados, nuestros corazones y espíritus se unifican en un estado que el Dr. Milton Trager llamó alguna vez “de meditación”. 

El Arte de la Incorporación no es simplemente un truco de magia. Más bien, es un claro reconocimiento de que todas y cada parte de nosotros es parte de todo lo demás. Durante un momento, una Partera Espiritual deja de lado las tendencias separatistas que permean nuestras vidas en 3D y se enfoca en volverse UNO con alguien que está pasando por alguna forma de “parto”, un proceso que se siente como significativo para ambos.  

Las Parteras Espirituales están en todas partes. En nuestra transmisión titulada “Los Neo-Chamanes y el Nuevo Milenio”, las Reconexiones hablan brillantemente de esta noble tarea de asistir a los que están a punto del parto espiritual: 

“Como liderazgo para esta “nueva” experiencia, por cierto solo podemos aceptar lo MEJOR de lo que vino anteriormente. Ya los visualicemos como resucitados, vueltos a nacer, el resultado de la reencarnación o simplemente Dioses y Diosas que bajaron a mezclarse con los mortales- pronto aparecerá sobre la faz de la Tierra, una raza de sacerdotes y gobernantes – las almas de los Chamanes y Druidas antiguos y amados regresan a experimentar el “acto” final de esta obra.  
Realmente, ellos viven y respiran en el planeta mientras hablamos. Muchos de ellos han “olvidado” a propósito quiénes y qué son. Despiertan a trabajos normales, como hizo el “Mesías renuente” de Richard Bach, pero sin embargo ciertamente ellos no son “normales”. Se sientan junto a ustedes a la cena, compran en sus almacenes y se recuestan en la playa leyendo libros y revistas.

¡Son los Hijos de la Unidad, madurados y sazonados para satisfacer la necesidad que sin duda se presentará pronto! Aunque nacieron “de las viejas formas” y se empaparon en antiguas costumbres y disciplinas pasadas, regresan hoy para pararse bajo el Árbol de la Vida. Mientras rueda el trueno y el caos temporal sacude al Árbol, estos seres sabios y maravillosos tomarán la fruta madura precisamente donde caiga.”  (Las Reconexiones)

HIJOS DE LA UNIDAD
Aunque los párrafos anteriores describen el “dar a luz” en términos que no enfatizan necesariamente a los hijos físicos, no podemos excluir esa posibilidad también, al hablar acerca de estos dolores de parto que siente la humanidad en la actualidad.
 Los chicos que están llegando en esta época son muy especiales de verdad. Muchos de ellos son “Neo-Chamanes”, portando evidentes marcas de divinidad innata.  Son almas viejas que habitan cuerpos jóvenes. Una y otra vez, las Reconexiones nos  instan a no minimizar la importancia de estos jóvenes “Trabajadores de la Unidad” entre nosotros. Ellas nos dicen: 

“Observen a los niños y aprendan. No se limiten a corregirlos y pretender que ustedes saben más que ellos. Ellos funcionan desde una base de datos completamente distinta de la que ustedes conocieron hasta ahora. El observarlos en su juego inocente y su relajación puede traerles increíbles nociones. Darles espacio para moverse y respirar y ofrecerles estímulo para cuestionar el status quo puede traer ideas totalmente nuevas, algunas de las cuales tal vez jamás hayan sido consideradas anteriormente. Sobre todo, deben tomarse tiempo para estar con ellos. Tiempo para interesarse. Tiempo para escuchar. ¡Tiempo para darse cuenta! Ellos son los que todavía no se han quedado estancados por el protocolo, la negación de los sentimientos y la representación de roles. Ellos ven, sienten, responden. Se comportan con autenticidad a partir de lo que realmente son.” (Las Reconexiones)”

Los tres tipos base de Niños de la Nueva Tierra son: Índigos, Cristal y Niños de las Estrellas. En los últimos años se han agregado más denominaciones, pero yo todavía me concentro especialmente en estos tres.

Los Índigos tienden a ser “desestabilizadores de sistemas” que tienen un perfil alto y les gusta cuestionar la autoridad. Son los que hacen las preguntas difíciles de contestar y esperan que les den respuestas claras. Si no las reciben, se sabe que los Índigos tienden a hacer lío.

Los Niños Cristal tienden a estar muy cercanos a la Madre Tierra energéticamente. Tienen una gran sensibilidad y tienden a mantener un perfil bajo. Pero si ustedes tienen la  suerte de ganarse la confianza de un Niño Cristal, se encontrarán con un semillero de intuición y profunda comprensión emocional. Las madres de los Niños Cristal aprenden a protegerlos de la “interferencia exterior”. Si no lo hacen, sus hijos sufren tremendamente. Son como los nervios en carne viva de la sociedad. El Arte y la Música pueden ser formas maravillosas de dar rienda suelta a la energía que irradian estos niños dotados.

Los Niños de las Estrellas se distinguen por su capacidad para comprender el “panorama mayor” respecto a la vida y la realidad multidimensional. Sus hábiles mentes les permiten hacer muchas cosas magníficas. Tal como los Chicos Cristal, están muy unidos a la Madre Tierra, estos niños están altamente sintonizados con el Padre Cielo. Se podría decir que las estrellas en realidad son cristales que penden en lo alto del cielo, en tanto los cristales son simplemente estrellas enterradas profundamente en la Tierra.
 Los Niños de las Estrellas mostrarían señales de ADN super-humano, aunque mi propia definición de ellos no requiere esto necesariamente. Hay quienes se refieren a ellos como “Meta-Morfos” o “Meta-Humanos”, un título que muchos encuentran un tanto intimidante. Hubo algunas descripciones excepcionales de Niños de las Estrellas en series de televisión y películas. Las más notables últimamente se encuentran en la serie semanal de Roswell así como en la miniserie Taken de Steven Spielberg.

Hay quienes sienten que las características de los tres “tipos” de Niños de la Nueva Tierra se pueden manifestar como “etapas” del desarrollo de la vida del mismo niño dotado. Muchos de nosotros conocemos niños que representan TODOS estos atributos, especializándose en un conjunto de rasgos en algún momento de sus vidas, pasando luego a otro conjunto cuando la energía parece completa. 

Los Seres Trágicos
Si nuestros Niños de la Nueva Tierra no encuentran un entorno adecuado donde crecer y desarrollarse, se convierten en “Guerreros de la Sombra” (1) contra el sistema. Al haberles sido negado el oxígeno espiritual (la libertad) y el alimento (el amor y la atención) –cosas que cualquier Niño de la Nueva Tierra requiere con todo derecho- estos poderosos niños tienen la capacidad de volverse extremadamente negativos hasta el punto de quitarse la vida o quitar la vida de otros. Todos hemos oído del horror que fue Columbine. Y desde ese momento, muchos otros niños se han convertido en “fieras salvajes” en nuestro entorno, haciendo cosas que nunca nos hubiéramos imaginado que un niño podía hacer.

El mundo entero está conmocionado y horrorizado por los “terroristas suicidas” en Medio Oriente que se fijan explosivos al pecho y los detonan en áreas pobladas. Más espantoso aún es el hecho de que muchos de ellos son niños. He comenzado a creer que TODOS estos tipos de personas son “seres trágicos” que deliberadamente se “inflaman” de terror y conmoción, para destacar “necesidades” no satisfechas que siguen pasando inadvertidas en nuestro mundo.

Un comentador de noticias concluyó ingeniosamente la otra noche que “no habría tantos causando estragos en Irak si alguien les ofreciese trabajo”.  Hay mucho de cierto en esto. Las personas acostumbradas a vivir con bastante comodidad no tienen idea de la difícil situación que sufren los que viven en condiciones de tercer mundo, o que son reprimidos o apremiados por otro sector (más dominante) de la sociedad. Los terroristas suicidas, en cualquier nivel que aparezcan –ya sea en Irak o en la Escuela Secundaria Columbine- están constituidos por aquellos que sienten que sus vidas son tan deprimentes y tan subestimadas por la sociedad que  tienen muy poco que perder si les ponen fin. Y, mientras se van, tal vez tomen algunas de nuestras vidas también, solo para enfatizar ese mensaje.

Las Reconexiones se han referido a esto claramente en una de sus transmisiones, titulada “Los Seres Trágicos”. Ellas dicen:
 “El fuego que consume a esos Seres Trágicos servirá como un faro para aquellos que ahora salen de su sueño, para los que están aprendiendo a caminar de una nueva forma. Ellos exteriorizan, no obstante subliminalmente, su reacción a vivir diariamente en un estado de omnipotencia claudicada. Así que se establecen como Servidores de un Propósito Más Elevado. En sus viajes aquí es posible que encuentren a alguno de esos “Ángeles Oscuros” (2); los invitamos a pensarlo dos veces antes de intentar desviarlos de su cometido. ¿Los aconsejarían y conducirían a la paz? Bueno, ciertamente, vayan e inténtenlo si pueden. Pero recuerden, Mis Queridos Amigos, ¿no podrían ellos, en el momento que elijan, elevarse a alturas de inapreciable gloria y gracia?   

Es por ese grandioso propósito que entraron en el mundo. Y, aunque parece apropiado intentar hacer desistir A CUALQUIERA de hacer algo negativo, siempre habrá veces en que ese resultado no se podrá obtener. Les recomendamos, en tales casos, mantenerse apartados y sorber el esplendor de su actuación. Tómense tiempo para paladear el retrato de ruina personal que están pintando para nosotros. Ellos están pagando mucho para entregarlo. Y viene de un corazón de amor.” (Las Reconexiones)
En el próximo segmento hablaremos un poco acerca de los “Niños Diabólicos”, aquellos que manifiestan cualidades que parecen tan amenazadoras, tan siniestras, que se sabe que los adultos conspiran juntos para intentar deshacerse de ellos. Ustedes me conocen, siempre estoy buscando los puntos de vista inusuales y exóticos acerca de este milagro llamado vida.
(1)     Ver Acerca del Trabajo con la Sombra
(2)     Ver Las Fuerzas Oscuras y la Transformación que se Avecina
© Daniel Jacob 2006
Publicado en PlanetLightworker
Título en inglés: Dealing with Spiritual Emergency 2
Traducción: Susana Peralta
Sitio oficial de Daniel Jacob en español: www.manantialcaduceo.com.ar/libros.htm